Hace unos días, salió a la luz un video en el que se supuestamente entregan fuertes sumas de dinero en efectivo a quien fungía como secretario del entonces senador y ahora gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez. Lo anterior, constituye sin duda alguna un indicio de alguna conducta extraña que deberá ser investigada y en su caso, sancionada para el caso de que constituya algún delito; sin embargo, bajo ninguna circunstancia debemos de olvidar y respetar que existe la presunción de inocencia.

Lo curioso del tema, es que en política casi no existen las casualidades y más bien se consolidan las causalidades; siendo que, la dispersión del video parece obedecer a factores políticos ya que nos encontramos a poco menos de un año del proceso electoral más importante para el sexenio del actual Presidente en el que se decidirá la conformación de la Cámara de Diputados que aprobará las cuentas e iniciativas del Presidente y se elegirán a casi la mayoría de las gubernaturas que conforman el país y que hoy son en su mayoría gobernadas por el PRI y por el PAN.

Basta con recordar que históricamente nuestro país ha vivido constantemente este lamentable fenómeno de la “guerra sucia” en los últimos 24 años y en virtud de ello, podemos deducir que esta famosa “guerra” surge para debilitar a los bastiones de la hoy oposición. Recientemente se anunció la cargada por parte del Ejecutivo Federal y su partido frente a Movimiento Ciudadano en Estados como Jalisco y Nuevo León, donde dicho partido se perfila para continuar en el poder e inclusive afianzarse con la gubernatura en Nuevo León; mientras que ahora llegó el momento de cargar dados contra Acción Nacional y debilitar Querétaro (Estado que a la fecha es uno de los bastiones del panismo en la región del Bajío y en todo el país).

Finalmente, los ataques contra el Revolucionario Institucional no han cesado y comienzan a ser permanentes, específicamente frente a perfiles estratégicos de la administración anterior; por lo que, la oposición, vivirá a partir de esta fecha sus momentos más críticos y deberá responder con seriedad y propuestas.

Exhorto a la oposición a no caer en la guerra sucia y a trabajar para formar verdaderos candidatos que representen una opción para la ciudadanía y que además cuenten con amplia capacidad y experiencia probada, pero que, al mismo tiempo, sean perfiles que permitan consolidar una alianza histórica en la que se demuestre que México y su futuro, está mucho más allá que cualquier interés partidista.

El reloj no deja de avanzar y con ello se agota el tiempo para que los partidos de oposición se den cuenta de que para el próximo proceso electoral 2021, podrían llegar más lejos si juegan unidos que si continúan separados. Habrá que exigir el combate a la corrupción, pero también habrá que exigir una contienda sana y digna para que el gran triunfador sea nuestro país.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr