Guerra de reinas

Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Sofía Aragón, quien concursó en Miss Universo 2019 bajo la tutela de Lupita Jones, expone presunta violencia simbólica en su paso por este certamen de belleza.
A través de Instagram, la ahora también conductora de TV Azteca menciona que es la única reina en la historia de este concurso que no recibe apoyo económico de la organización, pues al ganar la corona obtienen coche, chofer y vivienda. Pero ella no.
“Lupita me dijo: ‘Para ti no hay dinero y haz lo que quieras'”, relató Sofía al asegurar que agotó todos sus ahorros para continuar con su preparación, pero llegó al punto de no tener para comer.
“Yo tengo endometriosis, un problema ginecológico, y tenía que ir a citas constantemente. Durante toda mi preparación no pude ir ni una sola vez. Le decía a Lupita: ‘Por favor, necesito ir al doctor’, y me contestaba, ‘sorry, no hay'”.
Aragón aclaró que ha recibido apoyo de TV Azteca y que ésta no es la razón por la cual no coronará a la siguiente reina, pues al notificarle a Jones que el Centro de Formación Actoral (CEFAT) de la televisora le ofreció ser conductora, la dejó de seguir en redes sociales y la bloqueó, por lo que no ha sabido más de ella desde enero.
“Lo platicaba con Ximena Navarrete hace unos días, la violencia simbólica más fuerte que viví fue dentro de mi preparación. Sé que muchas reinas se van a unir porque no soy la única reina que lo ha vivido, ni la última”, compartió.
Además, expone que un amigo suyo la ayudó a gestionar un fideicomiso en Guadalajara, y que de ahí se pagaron maestros, equipajes de maletas y hasta un viaje a Nueva York de otras personas de la organización.
“Tienes que entender Lupita, que tú eres y has logrado lo que has logrado gracias a todas las reinas que han pasado por tu organización. Gracias a todos los sueños, a todas las ganas y al tiempo que le ponemos”, advirtió.
Pero Lupita Jones, directora de Mexicana Universal, ya ha contestado a este video diciendo que ella costeó la rinoplastia y liposucción de Sofía, además de ayudarla a superar sus “traumas, depresiones e inseguridades”.
“Como les dije, la situación con Azteca, el contrato no se cumplió a cabalidad. Entonces, de mi bolsa personal, sin percibir un solo ingreso, poniendo en riesgo el patrimonio de mi hijo y el mío, yo invertí en Sofía para poder operarle la nariz, para arreglarle los dientes, para la liposucción, para el viaje a Nueva York. Todo eso financiado por mí. Obviamente tocando puertas, tratando de que alguien nos ayudara”, sumó.
También Lupita y uno de sus colaboradores expusieron a las nuevas concursantes que hay mucho que desconocen, pues dentro de las generaciones anteriores han habido “drogadictas, alcohólicas y golfas”, pues sabe de dónde vienen y de qué pie cojean.
Puntualizó que su certamen es un negocio, que no pondrá en riesgo su patrimonio personal y que no es millonaria.