Tras insistir en que no se deben relajar las medidas sanitarias, el gobernador Martín Orozco Sandoval acudió a las instalaciones de la Dirección de Regulación Sanitaria, a fin de supervisar la estrategia que tiene como base el equipo de la Guardia Sanitaria, el cual tiene la encomienda diaria de trabajar en beneficio de la salud de las familias aguascalentenses.

En una plática que tuvo con los integrantes de la Guardia Sanitaria, destacó que éste es un momento clave para seguir controlando la pandemia y evitar más contagios, en tanto conoció que a partir de este fin de semana, serán visitados lugares de esparcimiento y otros eventos en espacios abiertos, para conminar a la ciudadanía para que respete los lineamientos de protección a la salud ante el COVID-19.

Es de suma importancia, dijo, la labor que tienen los integrantes de este grupo, al ser promotores de las medidas de prevención, así como de dotar herramientas e información a la población, a fin de lograr la reducción de contagios y evitar decesos por esta causa.

Asimismo, hizo un reconocimiento al trabajo que han hecho durante los últimos días, acudiendo a diversos lugares públicos para reforzar en la población la aplicación de medidas sanitarias, pues dijo que estas no se deben relajar en ningún momento, pues aunque se avanza en la aplicación de las vacunas para proteger a las personas, el riesgo de contagio es latente.

En su momento, Octavio Jiménez Macías, director de Regulación Sanitaria, presentó ante el gobernador un compendio de las actividades realizadas en estos días, así como las que serán aplicadas este fin de semana, garantizando que se reforzará la supervisión en centros de esparcimiento y eventos que se lleven a cabo al aire libre.

Así pues, la Guardia Sanitaria visitó 14 centros comerciales y tiendas departamentales, en donde se han otorgado circulares informativas para el incremento de medidas sanitarias, señalética y dotaciones de gel antibacterial y cubrebocas.

Además, se ha ayudado, aseguró, con la logística de espacios comerciales, para que el aforo se mantenga en un 50% en espacios cerrados y 60% en espacios abiertos, implementando medidas como la medición de usuarios por intervalo de tiempo. La advertencia es que continuarán las sanciones económicas a establecimientos que no cumplan con el protocolo sanitario, aunque por el momento no ha sido necesario hacerlo.

De la misma manera, dejó en claro que se tiene considerado también realizar operativos para el transporte público, particularmente en la modalidad del camión urbano, taxis y colectivo foráneo, lo cual se hará en coordinación con Movilidad del Estado.