Rubén Torres Cruz

Casi medio centenar de establecimientos han sido clausurados por la Guardia Sanitaria, luego de que han sido detectados operando sin cumplir con las normativas en la presente temporada, y que en consecuencia se convierten en un sitio de riesgo para clientes y trabajadores.

El director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez, aseguró que como parte de los trabajos preventivos, se lleva a cabo una intensa labor de supervisión en todos los establecimientos ubicados a lo largo y ancho del territorio local.

El funcionario estatal explicó que las sanciones económicas a las cuales se hacen acreedores quienes incumplan con el uso de cubrebocas, sana distancia, sanitización de los espacios, entre otras disposiciones, van desde las 50 y hasta las 200 UMAS, dependiendo de la falta y giro del negocio.

En los últimos días, las clausuras se aplicaron a:
· 2 loncherías y un negocio de comida en Asientos
· 2 tortillerías y un banco en la capital

Detalló que en el caso de la institución bancaria se hizo el compromiso del pago de la multa de aproximadamente 200 UMAS, es decir, poco más de 17 mil 336 pesos, para continuar con sus operaciones de manera ininterrumpida.

“Hasta el momento no existe protocolo sanitario para la reapertura de centros nocturnos, antros y bares, por lo que deberán permanecer cerrados durante la presente contingencia por el coronavirus”, concluyó.