El titular de la Guardia Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, informó que continúan los operativos de supervisión en comercios y establecimientos de giros no esenciales con el objetivo de hacer cumplir el ordenamiento de cierre temporal, que fue establecido por la autoridad estatal para evitar la propagación del coronavirus.

Especificó que se suspendió una fiesta en el “Rancho Yaya”, donde se aplicó una multa de 80 mil pesos, asimismo, como resultado del operativo que se realizó en coordinación con las corporaciones municipales, se detuvo a una persona y se decomisaron bebidas y sustancias ilegales.

Además, en otro operativo realizado sobre la avenida Constitución y esquina con la calle Adoratrices, se visitaron 174 establecimientos de los cuales 61 recibieron un apercibimiento y uno fue suspendido al incumplir la orden de cierre temporal.

El sábado 21 de noviembre en la avenida Ojocaliente, se suspendió un almacén clandestino de medicamentos de patente que carecía de permiso de funcionamiento, además de cuatro negocios de giros no esenciales que incumplieron la orden de cierre temporal.

El lunes 23 se llevó a cabo un operativo en el Centro Comercial Agropecuario, donde suspendieron temporalmente a cuatro establecimientos de giros no esenciales y se apercibió a 40 más por no respetar los acuerdos internos de cierre voluntario. Sobre la avenida Haciendas se suspendieron cuatro establecimientos y se apercibieron 25 más.

Finalmente, Jiménez Macías destacó que continuarán atentos para hacer cumplir el ordenamiento sanitario con motivo de la actual contingencia e invitó a seguir haciendo conciencia entre la población sobre la importancia que tiene adoptar las medidas de prevención, tales como el uso de cubrebocas, sana distancia y lavado frecuente de manos.