Salvador Rodríguez López

Aquellos que vaticinaron que el PRI-Aguascalientes estaba próximo al rompimiento sufrieron una desilusión, ya que el relevo en el comité estatal se hace de manera respetuosa y con apego a los estatutos, correspondiéndoles a los nuevos dirigentes escribir su propia historia.
De ninguna manera será una tarea fácil la que les espera al tener que remar contracorriente para recuperar espacios, pero si se aplican pueden alcanzar los resultados que ansía una militancia que pese a los reveses permanece fiel.
El arribo de Enrique Juárez Ramírez a la presidencia y de Miriam Dennis Ibarra Rangel a la secretaría general cierra un capítulo de interinatos, los cuales nunca pudieron encontrar la fórmula para reencausar la nave dejando tras de sí una marca desventajosa que por necesidad debe revertirse.
Una vez más el Partido Revolucionario Institucional cumplió el ritual de darle entrada a una sola fórmula, que se conoce como “acuerdo planchado”, lo que por una parte evita los problemas que pudiera haber con dos o más y así llevar a buen puerto el proceso interno.
Al mismo tiempo deja observar la fuerza que tiene el equipo de Lorena Martínez, ya que es de sobra conocido que Enrique Juárez ha sido su subalterno desde hace varios años, lo que es un paso muy importante para las aspiraciones que tiene la ex alcaldesa de estar en las boletas en 2018.
Asimismo, quienes daban por desterrado al ex gobernador José Carlos Lozano de la Torre se llevaron un chasco al comprobar que está igual de consistente, al colocar a Miriam Dennis Ibarra en la segunda posición y desde la cual puede operar para los proyectos que tenga lugar.
Lo único que falta es la composición del Comité Estatal, que es una facultad de la directiva y que podría incluir a representantes de las demás expresiones como una forma de fortalecer el trabajo que habrá de desarrollar, permitiéndose generar empatía hacia su propia función.
Quedó claro que con la participación de una sola fórmula callaron los guitarrones, que por varias semanas e inclusive meses quisieron forzar a que la elección se hiciera como a ellos les convenía, consecuentemente las amenazas veladas de algunos de ellos fueron simplemente una fanfarronada, que buscaban atraer los reflectores para gozar unos minutos de gloria y colocar en su expediente que fueron “aspirantes” al CDE.
Asimismo, se observa que más de alguno se lanzó al ruedo con el ánimo de distraer la atención ya que es parte del mismo grupo en que está uno de los favorecidos, lo que puede argumentar que ya no hizo olas porque es “institucional”. Otros ni siquiera acusaron recibo de que no eran elegibles a partir que ya que habían ocupado la presidencia, por lo que prefirieron imitar al avestruz.
Cerrado este capítulo, que es apenas el punto de arranque, Enrique y Dennis tienen como su principal prioridad darle solidez al partido, tanto a nivel estatal como municipal, seccional y sectorial, lograr que vuelva a ser un organismo que responda a los principales intereses de la ciudadanía y se convierta en portabandera de las necesidades y exigencias ciudadanas.
Al mismo tiempo tienen muy poco tiempo para organizar la elección de precandidatos y candidatos que contenderán en 2018, que sin duda constituirá su prueba de fuego ya que el PRI ha perdido las dos senadurías y las tres diputaciones federales de mayoría, lo que exige un cambio de estrategia para recuperar esas plazas.
De manera paralela está la elección de diputados locales, donde algunos de los actuales ocupantes de las curules pretenden reelegirse, mientras que emergen interesados de competir en sus distritos, lo que deberá trabajarse con pinzas para evitar una fractura.
Aquí no es como en aquel anuncio que daba cuenta de que ya había carretera nueva, sino de saber recorrerla sin problemas, que por lo mencionado no será fácil pero tampoco imposible.

CIBERDELITOS

Aunque les resulte incómodo recordarles que su principal función es crear, reformar o derogar leyes, los miembros del Congreso del Estado deben analizar los cambios que correspondan para castigar el mal uso del ciberespacio, tal como lo han hecho otras entidades, donde entendieron que es el momento de evitar que se expanda el ataque a las personas.
Hay prácticas comunes en redes sociales, como el “sexting”, “grooming”, “ballena azul” y “abecedario”, que podrían ser considerados como delitos y por lo mismo deben incluirse en el Código Penal del Estado para que sean sancionados.
El propósito de los legisladores de otras partes de la República, principalmente de Jalisco, es dotar de herramientas jurídicas a la autoridad para detectar, investigar, perseguir y castigar este tipo de violaciones, que en otros países es motivo de preocupación ya que en algunos casos impulsan a cometer delitos e incluso a inmolarse.
El planteamiento jalisciense señala que se comete “sexting” cuando una persona difunde en internet imágenes o videos entregados en confianza y que afectan la dignidad de las personas, pidiéndose una pena máxima de 12 años de prisión si la víctima es menor de edad.
En cuanto al “grooming” tiene lugar cuando un adulto, con propósitos sexuales, se hace pasar por un niño o adolescente para engañar un menor; en este caso el castigo máximo sería de 15 años de cárcel y una multa cercana a los 52 mil pesos si la víctima es menor de 12 años.
Lo que se refiere a la “ballena azul” y “abecedario”, que buscan instigar al suicidio, causarse lesiones o correr riesgos que ponen en peligro la vida, la principal pena es de 40 años de cárcel si se produce la muerte de un menor de 12 años.
La internet y las redes sociales son de uso frecuente entre niños y jóvenes, que muchas veces no visualizan el daño que pueden sufrir cuando alguien, al que no conocen físicamente pero que utiliza un lenguaje persuasivo y fotos trucadas, busca atraerlos con fines perversos, lo que ha generado alerta en los países para encontrar la forma de contrarrestar este tipo de situaciones.
Los propósitos que tiene ese tipo de individuos son distintos, algunos de tipo sexual, otros para chantajear y aquellos que empujan al sacrificio, con la confianza que el anonimato les permite actuar impunemente, pero para ello está la policía científica que mediante un trabajo de rastreo ha logrado dar con el autor de las cuentas y para evitar que queden libres se busca que a nivel nacional y local se creen leyes que impidan esas prácticas.
Es un paso que deben dar diputados y diputadas de Aguascalientes, haciendo las adecuaciones al marco legal que ofrezca la libertad necesaria a los usuarios de las redes y la internet, de que no serán víctimas y en caso de detectar algo anormal denunciarlo para que se aplique el castigo debido.

AHÍ LES HABLAN

La exigencia del máximo líder empresarial de Aguascalientes, Pedro de la Serna López, de que no basta con darle entrada a todo tipo de empresas sino hay que obligarlas que se comprometan a que pagarán salarios justos, es digna de tomarse en cuenta. Si, bienvenida la inversión “pero no los malos pagadores” y menos las firmas que en otras partes del país pagan mejor que aquí, pese a que realizan el mismo tipo de trabajo, dijo, demanda que debe ser extensiva a los líderes sindicales que firman contratos a sabiendas que en diversas plantas nacionales y extranjeras el ingreso al trabajador es muy superior al local. Es un tema que también le corresponde analizarlo a la autoridad para que antes de autorizar la presencia de una empresa fije condiciones favorables para el sector laboral.