El Grupo de Industriales de Aguascalientes, que agrupa a 28 de las grandes empresas establecidas aquí y que emplean a más de 200 mil trabajadores, proyecta en una actitud optimista que la mejora en el suministro de componentes electrónicos sucederá hasta el segundo semestre del 2023. Así lo afirmó el presidente del organismo, Ricardo Ponce de León, quien también señaló que mientras tanto, mantienen el compromiso de conservar la mayoría de su plantilla laboral.

En entrevista con El Heraldo de Aguascalientes, el dirigente del GIA aseveró que a la fecha se ha despedido entre 300 y 400 trabajadores, quienes afortunadamente se han reubicado en otros sectores de la industria. Del mismo modo, aseveró que las empresas hacen un esfuerzo por retener y seguir capacitando a su recurso humano para los tiempos venideros.

Agregó que Aguascalientes cuenta con talento laboral de primer mundo y muchos de los ingenieros que egresan de las universidades de Aguascalientes se han ido a Europa, Japón y Estados Unidos para trabajar directamente con las empresas del GIA.

Ricardo Ponce de León sostuvo que las 28 empresas afiliadas al GIA tienen buenas perspectivas de cerrar los indicadores económicos para el ejercicio 2022. Para el año 2023, se tiene confianza de que la situación económica global mejore gradualmente, aunque se mantiene el reto de solventar la falta de componentes electrónicos y otras dificultades en materia logística.

“Las grandes empresas están conscientes del talento que tienen en su personal y siguen capacitándolo, porque se necesita estar preparado, pues los tiempos complicados se superarán. Cuando ello suceda, la industria tendrá un rebote hacia el alza y se disparará la producción, junto con la economía local…” Ricardo Ponce de León, GIA