Todos los mexicanos estamos llamados a frenar la debacle que ha provocado el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y participar en la reconstrucción de la vida pública del país, señaló el vocero del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Fernando Herrera Ávila.
Afirmó que en 20 meses el proyecto de MORENA ha provocado un grave daño al país y prueba de ello son las tres crisis que hoy afectan a millones de mexicanos y que parecen no tener fin. “La pandemia de COVID-19, la crisis económica y los altos niveles de inseguridad están llevando al país al borde del colapso. Si no hacemos algo hoy, mañana será muy tarde”.
Por lo anterior, adelantó una serie de pasos que son necesarios para iniciar la reconstrucción de México y que forman parte de un decálogo que trabaja en coordinación con expertos e integrantes de la sociedad civil entre los que destacó la imperiosa necesidad de garantizar el cumplimiento de la ley y el Estado de Derecho; detener la polarización de la sociedad mexicana e impulsar una democracia liberal donde la defensa y salvaguarda de la autonomía del INE, como órgano fiscalizador de los procesos electorales, debe ser permanente “porque el gobierno obradorista no cesará en su deseo de tener control sobre éste”.
Por otra parte, el portavoz del CEN del PAN añadió que es necesario reorientar el presupuesto de la Federación hacia las áreas que hoy necesitan mayor atención, tales como el sector salud para que se pueda hacer frente a la pandemia del COVID-19 con mayores y mejores capacidades estructurales. Asimismo, dijo que se deben concentrar los recursos del país en los sectores productivos que sí están generando riqueza. Finalmente y como parte de un primer esbozo de este decálogo, que lleva por nombre “México es más”, Fernando Herrera afirmó que la seguridad es una de las áreas que atraviesan una situación crítica por lo que el Ejecutivo debe iniciar por asumir plenamente su responsabilidad y encabezar una estrategia nacional de seguridad que integre a las entidades y municipios.“Es urgente dejar atrás la pasividad frente a las actividades de la delincuencia organizada y usar toda la capacidad del Estado Mexicano para hacerles frente”.