La gratuidad en la educación superior pública es un proceso que tendrá que darse de manera gradual, manifestó la rectora de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Sandra Pinzón Castro.
Para que el acceso a la educación pública superior sea gratuito, como se estableció en la constitución, se debe contemplar un fondo público que garantice la implementación de este beneficio, detalló.
Subrayó que su aplicación requiere de una revisión presupuestal en la que debe participar la federación, además de estar a la espera de la instrumentación de mecanismos operativos, como es la creación del fondo que soporte la captación de colegiaturas, agregó.
Advirtió que la mayoría de las instituciones de educación superior tienen una fuente de ingresos relevante por el cobro de colegiaturas, y la ayuda que otorgan a las finanzas de las instituciones y sus operaciones.
Dijo que la implementación de la gratuidad obligaría a las universidades a obtener ingresos propios, como los que la UAA ya genera a través de la impartición de cursos de extensión académica y prestación de otros servicios.
La universidad cuenta con múltiples servicios que ofrece desde hace varios años, los cuales deberán fortalecerse, para contar con más recursos, agregó.
.