El poder ofensivo de los Rieleros ha sido una de las principales razones del repunte del equipo en las últimas semanas. Ayer, en el inicio de la serie ante los Saraperos de Saltillo, la novena local volvió a mostrar su explosividad al producir carreras.

Andretty Cordero abrió el marcador con un doblete en la primera entrada, pero Saltillo respondió con un ataque de tres carreras en la segunda. Yermín Mercedes conectó un jonrón de dos carreras y Edwin Díaz remolcó otra con un sencillo al jardín izquierdo. Además, en la tercera entrada, la visita amplió su ventaja con un jonrón de Alejandro Mejía, un wild pitch y otro batazo de Díaz.

Con la pizarra en 1-6, Derek West abandonó el partido en lo que ha sido hasta ahora su peor salida de la campaña. Los Rieleros reaccionaron en el cuarto inning gracias a sencillos de Cornejo y Wilfredo Tovar que produjeron una carrera cada uno, acercando a los Rieleros 3-6 en el marcador.

El momento del partido llegó en la parte baja de la sexta entrada cuando la Máquina pitó con fuerza. Tomás Telis inició el ataque con un cuadrangular de dos carreras, seguido de un sencillo de Marco Jaime que remolcó a Cornejo, igualando el marcador en el Romo Chávez.

La voltereta se consumó con otro doblete de Cordero que mandó a Jaime al home, y se coronó con el décimo tercer jonrón del año para Ángel Reyes, completando el rally de seis carreras que puso a los Rieleros adelante 9-6.

En la octava entrada, Reyes volvió a hacer daño con un elevado de sacrificio, cerrando el marcador final de 10-6 para la victoria de los Rieleros, que se adelantan en la serie y vuelven a tener un récord positivo. Ulises Joaquín se llevó la victoria con un gran relevo de 3.1 entradas sin permitir carrera y ponchando a tres rivales. Hoy a las 19:00 horas se disputará el segundo juego de la serie.