Mediante la suma de voluntades de funcionarios públicos y de la empresa Cooper Standard, el Gobierno del Estado, a través de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente, entregó una tonelada de alimento, camas y casitas para perros y gatos a rescatistas y asociaciones dedicadas al cuidado animal.

Betty Pérez Soto, con 15 años involucrada en la labor de rescatista de animales, agradeció a quienes se involucraron en esta campaña en la que también se auspiciará la operación que podrá salvarle la vida a Deyna, una perrita rescatada.

Esta actividad se llevó a cabo después de que los involucrados -funcionarios públicos estales y municipales- escribieran 127 cartas comprometiéndose a apoyar a los activistas voluntarios mediante el apadrinamiento de perros y gatos.

Actualmente, hay más de 400 animales que se encuentran en albergues en espera de ser adoptados. Por tal motivo, el titular de la PROPESPA, Héctor Anaya Pérez, invitó a la población a la adopción responsable de estos ejemplares y a evitar la compra de mascotas, fenómeno común en esta temporada.

MALA IDEA. La PROESPA recomienda evitar regalar mascotas a menos de que el futuro propietario cuente con el deseo de obtener un animal de compañía y con el tiempo de atenderlo. De no ser así, a la larga podría pasar a la lista de animales sin hogar.