Integrantes de una banda dedicada al robo y desmantelamiento de vehículos fueron detenidos por elementos de la Policía Estatal y Ministerial, y presentados posteriormente ante el agente del Ministerio Público del fuero común.
Derivado de trabajos de investigación, los oficiales lograron ubicar un lote sobre la calle Prolongación Libertad, en el fraccionamiento Las Arboledas, en donde pudieron conocer que ingresaban automóviles que habían sido reportados como robados. En consecuencia, con orden de cateo emitida por un juez, los elementos del Grupo de Operaciones Especiales, así como del Grupo Canino y de la Policía Ministerial, se trasladaron al sitio señalado. Al ingresar, lograron la detención de quien se identificó como Óscar Daniel, Mariana y Daniel, de 30, 35 y 29 años de edad, respectivamente, quienes se encontraban desmantelando un vehículo Nissan Tsuru, modelo 2001, en color rojo, unidad que contaba con reporte de robo vigente. De la misma manera, los oficiales lograron asegurar un Sentra, modelo 2000 en color rojo, también con reporte de robo. Al continuar con el cateo, los oficiales detectaron un total de 20 envoltorios de “cristal”, así como otro con marihuana, además de una pipa, objetos todos que fueron asegurados. Los detenidos, al ser cuestionados, señalaron que tenían otros dos cómplices que habían salido del lugar con diversas refacciones a bordo de un vehículo marca Volkswagen Jetta blanco, modelo 1989, con placas de circulación del estado; por ello, elementos de la Policía Estatal se dieron a la tarea de ubicarlo. Fue así como, en la calle Eucalipto del fraccionamiento Circunvalación Norte, detectaron el vehículo en circulación y, por ende, le dieron alcance y le marcaron el alto. El conductor obedeció la instrucción, tras lo cual fueron detenidos quienes dijeron llamarse Sergio, de 45 años, y Eduardo, de 20 años de edad. Al revisar el interior del vehículo, encontraron las llantas del Nissan Tsuru, el acumulador, parte del equipo de sonido, herramienta varia y un envoltorio con marihuana que dio un peso de 19.8 gramos.
Con estos elementos, los presuntos responsables, junto con todo lo asegurado, fueron llevados a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, donde se resolverá su situación jurídica.