El pasado fin de semana el atletismo local volvió a estar de fiesta después de muchos meses sin tener eventos, y es que el domingo se llevó a cabo la carrera atlética de Real de Asientos, organizada por el Maratón Aguascalientes.
Como es sabido, el atletismo fue uno de los deportes más golpeados por la pandemia de COVID-19, al grado de no poder realizar carreras atléticas cada semana, como se acostumbraba antes de la pandemia, pero poco a poco esta disciplina se ha ido incorporando a la nueva normalidad deportiva.
Es por eso que la organización del Maratón Aguascalientes decidió realizar esta carrera turística en uno de los pueblos mágicos del estado, con la finalidad de reactivar el deporte en la tierra de la gente buena, y además fomentar el turismo en los diferentes municipios de Aguascalientes.
Esta carrera fue totalmente de convivencia, así que no se cobró el registro o la inscripción a este evento, y a pesar de la lejanía con la capital del estado, este evento tuvo una muy buena respuesta por parte de la comunidad atlética, contando con más de 150 participantes, de diferentes edades.
Desde muy temprano los atletas fueron llegando al pueblo mágico de Asientos, y en punto de las 9:00 de la mañana se dio el primer pitazo de salida, recordando que se tuvieron que generar salidas pausadas como parte de los protocolos sanitarios.
El recorrido de esta carrera fue de 5 y 10 kilómetros, siendo una ruta bastante demandante para los corredores, debido a que se tuvo algunos trazos por terracería, pendientes y caminos, aunque al ser un evento meramente turístico, se pudo disfrutar de un gran paisaje a lo largo de la carrera, además de diferentes puntos históricos que representan a este municipio.
Al final del evento, varias familias decidieron permanecer en este pueblo para conocer un poco más de su historia y su belleza, mientras que otros decidieron tener una sana convivencia en la plaza principal, después de haber obtenido este pequeño reto que organizó el Maratón Aguascalientes.