Acertado fue el comentario que hizo el líder nacional de los ingenieros civiles, Luis Rojas Nieto, al establecer que México requiere de un Instituto Nacional de Planeación, en el que exista un banco de proyectos de infraestructura transversal y transgobierno, “a fin de no reinventar el país cada cambio de gobierno”.

Es una verdad incontrovertible que aquello que hizo una administración lo desecha la siguiente, sin tomar en cuenta el beneficio que aporta a la comunidad ni la inversión que se hizo, por lo que se echan a la basura recursos públicos que muchas veces ascienden a varios millones de pesos, todo por el prurito de eliminar la imagen de quien ordenó su realización.

Aguascalientes ha vivido ese tipo de experiencias, de ellas la más presente es el Parque Rodolfo Landeros Gallegos, en el que se construyó durante el sexenio del ingeniero Miguel Ángel Barberena Vega una mini-ciudad con fines didácticos, en el que estaban réplicas de los edificios más representativos que servían para que alumnos de primaria y secundaria se interesaran en su historia y del servicio que aportaban a la sociedad, pero los sucesores abandonaron el proyecto para convertir el lugar en zona de desechos de vehículos públicos. Otro fue la Línea Verde, creada en el trienio de la alcaldesa Lorena Martínez, que estaba orientada a ser un lugar de esparcimiento para un amplio sector de la ciudad, pero quienes le sucedieron dejaron que el pasto y las instalaciones recreativas quedaran en el olvido.

Por lo anterior adquiere relevancia lo señalado por el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México, entrevistado con motivo de la inauguración de la V Reunión Regional de Ingeniería Civil, al considerar que es importante contar con un Instituto Nacional de Planeación, de lo cual, apuntó, Aguascalientes es ejemplo en el país al tener un organismo de estas características, por lo que la agrupación que dirige trabajará coordinadamente con el estado en los proyectos que el gobierno tenga previsto.

Subrayó que el propósito es darle continuidad a los proyectos que se tengan, entre ellos el de movilidad tanto carretera como ferroviaria; sobre el particular, dijo que al ser Aguascalientes un centro ferrocarrilero importante es necesario que todo el traslado de carga sea por ferrocarril, con lo que se liberarían las carreteras de tanto tránsito pesado, programa en el que deben participar los tres niveles de Gobierno y agrupaciones como el Colegio de Ingenieros Civiles, que pueden aportar técnica, conocimientos y experiencia.

Por su parte, el gobernador Martín Orozco estableció que en materia de infraestructura y obra pública, esta entidad ha tenido como objetivo fundamental dar continuidad a los proyectos, lo que consolida la planeación urbana y económica y un desarrollo armónico y sustentable. Estimó que se requiere la participación de la sociedad civil organizada, que exija a los gobiernos darle continuidad a los planeas y programas. Hizo hincapié que la reciente creación del Instituto de Planeación asegura la dirección correcta en diversos temas, principalmente la diversificación de la economía para que deje de depender de la industria automotriz y se trabaje en nuevos proyectos de tecnología, desarrollo de software, agroindustria y apoyo a emprendedores, además de una visión educativa orientada a reformar ingenierías, desarrollo tecnológico y de idiomas.

MAYOR UNIDAD

Una de las principales tareas del DIF Estatal es lograr una sociedad más responsable, dispuesta a colaborar en su crecimiento y que cada uno de los habitantes tenga posibilidades de progresar, de ser partícipe en su desarrollo, esfuerzo en el que se ha ocupado este organismo durante cinco años.

Al dar lectura al quinto informe de labores, la presidenta del DIF, Yolanda Ramírez de Orozco, señaló que se ha trabajado intensamente, siempre pensando que al haber familias bien cimentadas se tendrá una comunidad más participativa y comprometida.

Señaló que en este quinquenio se ha trabajado intensamente en distintas áreas, como los servicios médicos en general, y en la atención y rehabilitación a personas con alguna discapacidad temporal o permanente, además en la dignificación de los espacios destinados a la atención de los usuarios. Uno de los mayores logros es la Clínica de la Columna, que recién fue inaugurada y que viene a cumplir una función vital para la atención y el cuidado de quienes tienen un padecimiento relacionado con esta parte fundamental del cuerpo, por lo que es motivo de satisfacción cada vez que una persona logra superar sus dolencias.

Por lo anterior, destacó que el esfuerzo que hace el DIF se refleja “en cada terapia brindada, cada aparato auditivo otorgado y cada cirugía gratuita de cataratas, que representa la oportunidad de volver a caminar, de volver a escuchar y de volver a ver para tener una mejor calidad de vida”.

Yolanda Ramírez hizo votos por que la Clínica de Columna, el Centro de Rehabilitación e Integración Social y cada una de las áreas con que cuenta el DIF deben seguir creciendo con el paso de los años, para ello exhortó a los aguascalentenses a que “seamos más unidos y caminemos juntos, que nadie se quede atrás en este bello Aguascalientes. Cumplimos contigo y juntos podemos a llegar todavía más lejos y más alto”.

TIEMPO PERDIDO

Las glosas que se hacen en el Congreso del Estado después de cada informe de Gobierno sólo sirven para ocho cosas, porque los diputados no pretenden ampliar los datos o que se atiendan las dudas que tengan, sino lucirse o tratar de reprobar a los funcionarios.

Para cumplir con esta obligación constitucional, cada año tienen lugar las comparecencias, que en teoría deberían servir para que los ciudadanos tuvieran una información más amplia de lo que dio a conocer el gobernador, pero la tradición se impone y los legisladores afines al mandatario son benévolos con los titulares de las dependencias, haciéndoles preguntas a modo para recibir respuestas puntuales. La impresión que dejan es que los mismos funcionarios redactan las preguntas, por lo que llevan su “acordeón” que les permite salir airosos de la prueba.

Por su parte, los que están en el otro bando hacen preguntas capciosas, tratando que dé traspiés y permita que se critique la obra de Gobierno, lo que no pasa de ser un mal momento para el expositor, porque a final de cuentas si se preparó dará una cátedra de por qué se hizo o no se hizo tal o cual obra o servicio, pero sin llegar al meollo del asunto, con lo que todo queda como al principio.

El jueves pasado tuvo lugar la participación de cuatro funcionarios, con la que el Congreso dio por cumplido el ordenamiento constitucional. Estuvieron los titulares de Desarrollo Económico, Educación Pública, Salud y Movilidad, y como se señala al principio de este apartado, las preguntas fueron de tal forma que “los funcionarios iban preparados”, por lo que salvo dos o tres preguntas que parecían incómodas, todo transcurrió sin problemas y al final fueron felicitados por la porra que los acompañó.

En tanto, los legisladores salieron satisfechos ya que es el primer “gran trabajo” que hicieron en el corto tiempo que llevan en la dormilona, lo que les permite considerar que hay suficientes elementos para considerar que en Aguascalientes todo marcha sin problema alguno, aunque podrían hacer un recorrido por sus distritos para que escuchen lo que el pueblo dice de ellos y del trabajo oficial.

ATRAPADO EN EL PASADO

Debe ser difícil no haber podido incinerar todo lo que estaba en los cajones y en el armario. Y con mayor razón cuando existen tinturas que podían incriminarlo. Es una experiencia que vive el ex director de Educación Pública de Aguascalientes, Francisco Javier Chávez Rangel, alias “Paco Chávez”, hoy sentenciado por actos que presuntamente llevó a cabo y que afectaron el erario estatal.

Se desconoce cuál es su fortuna personal, pero tener que entregar 7.4 millones de pesos por reparación del daño no es cualquier cosa, como tampoco ir a prisión por dos años y quedar inhabilitado por doce meses para ejercer un cargo público, sin embargo el mayor castigo es el deshonor que lo acompañará el resto de sus días.

Hasta la fecha no ha habido una sola persona que lo defienda, ni siquiera su ex patrón, que lo hizo dos veces titular del IEA, su jefe de asesores y candidato a la Presidencia Municipal de la ciudad capital. De sus subalternos ninguno ha salido a señalar que fue un buen guía y sus amigos han puesto distancia. Con ello se cumple la sentencia que cada quien cosecha lo que siembra.

Los cargos aplicados por el Tribunal de Enjuiciamiento es por “ejercicio indebido del servicio público”, además deberá aportar 7.4 millones de pesos para “resarcir los daños” causados. Se le imputó que durante los años 2014 y 2015 contrató los servicios del abogado Juan Collado – en ese momento con una aureola de ser uno de los mejores penalistas del país, sin embargo cayó en desgracia y actualmente está preso, acusado de lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita-. Se le achaca a Chávez Rangel que contrató a Collado para que defendiera al IEA en el conflicto con la Universidad de Campeche, que le vendió al Instituto de Educación unas computadoras pero no las entregó. Collado cobró más de 7 millones de pesos por sus servicios, sin embargo no resolvió el asunto, imputándole a Chávez que hiciera ese trato pese a que el IEA tenía 16 abogados en la dirección jurídica, por lo que también se encuentra acusado el ex director jurídico Enrique Lomas Torres.

Como sucede en cada sexenio, hay un funcionario que aprovecha su momento y se convierte en el preferido del titular y en este caso Chávez caminó seis años entre algodones, al grado que no había quién se le insubordinara. Exigió y recibió pleitesía de propios y extraños y con mayor razón cuando se miraban las deferencias que recibía en palacio mayor. De director del IEA pasó a ser abanderado del Partido Revolucionario Institucional a la alcaldía capitalina, sufriendo una derrota aplastante de su oponente, el panista Juan Antonio Martín del Campo, pero su buena estrella siguió alumbrando su camino al ser recontratado como jefe de asesores del gobernador y más tarde le devolvió la dirección del IEA, que fue cuando ocurrieron los asuntos que hoy lo tiene a la orilla del precipicio.

Los empresarios aprovecharon para lanzar sus dardos, al señalar el presidente local de Coparmex, Juan Manuel Ávila, que es digno de “celebración” la sentencia que recibió Chávez Rangel, porque ningún delito debe quedar impune y debe haber un castigo, máxime tratándose de funcionarios públicos que cometen “actos repudiables”, sin embargo los hombres de cuello blanco han sido omisos en exigir castigo para los miembros de la Canacintra, que pese al manifiesto quebrantamiento a la ley nunca recibieron una condena, aplicando aquello que el tiempo es el mejor aliado para olvidar las “travesuras”, y como entre gitanos no se leen las cartas, no se ha vuelto a mencionar sobre ese caso que en su momento ocupó los titulares de todos los medios.

MÁS DE LO MISMO

La mayor parte de los ahijados de la ex alcaldesa María Teresa Jiménez fueron ratificados en los cargos que ocupaban, por lo que el equipo de trabajo del alcalde Leonardo Montañez mantendrá las directrices que se han manejado desde hace cinco años, lo que para algunos es positivo ya que hay continuidad en los programas, pero otros consideran que serán pocas las mejoras que se tengan.

Lo más importante de todo es que ese grupo sabrá trabajar para que la actual diputada federal sea la candidata a la gubernatura, ya que de lograrlo dependerá que pasen al palacio de junto, por lo que en sus “ratos libres” deberán esforzarse en hacer realidad ese propósito, aunque por aquello de no te entumas, el titular del Ayuntamiento dijo que dio la orden que deben separar la función pública de la actividad partidista.

Para darle un barniz popular a su gestión, Montañez reproduce un viejo cuento de la gestión pública, al hacer ambulantes los “miércoles ciudadanos”, por lo que cada semana cambiará de colonia, algo que hizo un gobernador y que luego copiaron los diputados. Finalmente abandonaron la idea porque salía más costoso el traslado de equipo y material que resolver los asuntos que se atendían.

Inclusive, vuelven a escucharse voces que debería de ser una administración de puertas abiertas, esto es, que los funcionarios estén disponibles para el pueblo en sus propias oficinas, ya que los asuntos que van a tratar no tienen por qué esperar a una fecha predeterminada.

Más allá que sea en miércoles de plaza o cualquier otro día lo importante es que se resuelvan las demandas, porque de nada sirve que se prometa acabar con el tandeo del agua si todo sigue igual, o que se regularizará el servicio de alumbrado público y pasan los días en penumbras, ni que les digan a los ciudadanos que ahora sí habrá un programa general de bacheo pero es la misma cantaleta de los últimos años.

Para demostrar músculo, Montañez anunció que con una inversión de 120 millones de pesos se construirán tres centros de abastecimiento de agua bebible, de cinco mil litros cada uno, para ello adelantó que se ubicarán, uno cerca de El Conejal al oriente, otro en Santa Mónica al suroeste y el tercero en la salida a San Luis Potosí, sin embargo no hay fecha para iniciar los trabajos por la sencilla razón que apenas se iniciará el trámite para un crédito ante el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), por lo que de autorizarse sería hasta el próximo año.

Resolver el faltante del vital elemento en la ciudad no es cuestión de anhelar, porque antes se debe resolver una serie de problemas ancestrales. Desde que María Canica andaba por estos parajes escuchaba al presidente municipal en turno que había “demasiadas” fugas en le red de agua entubada, lo que de nueva cuenta trajo a colación Leonardo Montañez, al citar que por año se extraen 115 millones de metros cúbicos y se pierden más de 46 millones en fugas, pero hasta ahí llega el lamento, puesto que aún cuando sus antecesores prometieron que se resolvería este asunto, continúa presente.

Demasiados planes son los que trae el titular del Ayuntamiento, pero más que buscar soluciones a mediano y largo plazo debería abocarse a resolver los contrariedades actuales, las que viven día tras día los aguascalentenses, como es la desatención que recibe de Veolia y CCAPAMA en los reclamos por falta de agua, o del teléfono que nadie contesta en servicios públicos ante la ausencia del alumbrado, o la pronta respuesta de la policía para terminar con las campales que tienen lugar en las colonias populares.

APRETÓN DE TUERCAS

Nora Ruvalcaba Gámez debe estar más alerta en lo que sucede en la delegación de Programas para el Desarrollo (Bienestar), para evitar que le vuelvan a meter otro gol, como el ocurrido hace días al desbordarse el número de personas que exigían el pago inmediato de la pensión, cuando la convocatoria había sido exclusivamente a los interesados en inscribirse en el de 65 años y más.

Alguien filtró en las redes sociales que se estaría entregando ese dinero en las oficinas de este organismo, por lo que las personas llegaban y sin cerciorarse si era cierto se formaban, lo que hizo aquello un tumulto que provocó reclamos por las horas que se habían pasado en espera que les atendieran y finalmente les dijeron que nadie los citó.

En esta época cualquier rumor que se esparce en las redes se toma como real y el problema es mayor cuando llaman a la delegación y no contestan el teléfono, por lo que se toma como una verdad lo que se dice, pero todo podría tener un fondo político, justamente ahora en que está por decidirse la candidatura morenista al Gobierno Estatal, por lo que habrá quien tenga interés en descarrilar las posibilidades que tenga Nora Ruvalcaba. Como decían en aquel promocional, “mucho ojo maestra”.

¡Participa con tu opinión!