En la Fiscalía General del Estado se inició una carpeta de investigación por un posible crimen ocurrido en el interior de un anexo ubicado en la colonia Salto de Ojocaliente.
Y es que, el pasado jueves por la noche, fue encontrado muerto uno de los internos, mismo que horas antes había sido ingresado ahí a petición de sus familiares. Pero debido a que estuvo resistiéndose, los empleados lo golpearon para someterlo.
Fue a las 21:00 horas del pasado jueves cuando se solicitó una ambulancia en el anexo Casa de Rehabilitación Venciendo con Cristo, A.C., que se ubica en la calle Benito Juárez, en la colonia Salto de Ojocaliente.
Al lugar, acudió la ambulancia UE-52 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, cuyos paramédicos encontraron muerto a quien fue identificado como Lauro Ramiro, de 46 años.
Más tarde, se presentaron policías preventivos del Destacamento Morelos, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De acuerdo con las primeras investigaciones, se estableció que, el mismo jueves a las 17:00 horas, Lauro fue ingresado a dicho centro de rehabilitación, a petición de sus familiares, para que fuera curado de sus adicciones.
Sin embargo, Lauro, en todo momento, se mostró muy agresivo y golpeó a uno de los empleados, por lo que tuvieron que someterlo a golpes.
Por la noche, le fueron a llevar de cenar al cuarto donde lo habían dejado recostado sobre una colchoneta, pero, en ese momento, se percataron de que estaba inconsciente, por lo que llamaron a los servicios de emergencia.
Una vez que la necropsia realizada por médicos forenses reveló que la muerte de Lauro Ramiro fue por los golpes que le propinaron en el tórax y abdomen, agentes de la Policía de Investigación procedieron a detener a varios de los empleados del centro de rehabilitación, quienes, hasta el momento, se encuentran sujetos a investigación.