Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las ofensivas contra la estructura del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) han sido respondidas por el grupo criminal liderado por Nemesio Oseguera, «El Mencho», con acciones contra elementos de las fuerzas federales y violencia en los estados donde tienen presencia.
La última represalia del cártel ocurrió la madrugada de ayer en Puerto Vallarta, Jalisco, cuando sus integrantes secuestraron a dos mujeres militares que se encontraban de vacaciones en ese destino turístico. Después de 16 horas privadas de la libertad, fueron liberadas la tarde de ayer.
De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el plagio de las militares, una subteniente y una sargento, fue en represalia por la muerte de Saúl Alejandro Rincón Godoy, «El Chopa» el pasado viernes en Puerto Vallarta , y la captura en noviembre pasado de Rosalinda González Valencia, esposa de «El Mencho».
El plagio, presuntamente fue ordenado por Juan Carlos Valencia González, «El 03», hijo de Rosalinda e hijastro de Oseguera.
Esta es la segunda vez que el CJNG secuestra a militares en venganza por la captura de uno de sus integrantes. La primera ocurrió en noviembre del año pasado, tras la aprehensión de Rosalinda, quien fue sorprendida en un centro comercial en Zapopan, Jalisco.
En esa ocasión fueron secuestrados en Zapopan la secretaria de un capitán y un elemento de la Secretaría de Marina, quienes fueron liberados cuatro días después en Puerto Vallarta.
Rosalinda, quien está presa en el penal federal femenil 16, en Coatlán del Río, Morelos, fue acusada de haber participado en un entramado de empresas y personas que entre 2015 y 2016 lavaron más de mil 100 millones de pesos en el sistema bancario.
El «03» es hijastro de «El Mencho» y, de acuerdo con la Sedena, es el líder del Grupo Élite, brazo armado del CJNG, conformado por sicarios que tienen entrenamiento tipo militar, usan vehículos blindados y utilizan armas de alto poder.
El pasado 1 de diciembre, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció una recompensa de hasta cinco millones de dólares a quien aporte información que permita su detención.
«Una investigación de la DEA sobre Valencia González reveló que fue responsable de la fabricación, el transporte y la distribución de toneladas de narcóticos, así como de la organización de numerosos delitos violentos», indicó.
En octubre de 2020, el presunto criminal fue acusado ante una Corte de Distrito de Columbia de haber conspirado para introducir a Estados Unidos droga, así como de uso de una arma de fuego durante una transacción de narcóticos.

¡Participa con tu opinión!