Ahora fue en el municipio de Pabellón de Arteaga donde se registró una sangrienta riña, durante la cual un joven fue atacado a navajazos y más tarde murió mientras se encontraba recibiendo atención médica.
Los sangrientos hechos se registraron el pasado domingo a las 23:45 horas, en la calle Gregorio Delgado de Lira, en la colonia Progreso Sur.
Hasta ese lugar acudieron policías estatales y policías preventivos de Pabellón de Arteaga, tras recibir el reporte de que se estaba registrando una riña entre varios sujetos y uno de ellos había sido atacado con una navaja y se encontraba herido.
Sin embargo, al hacer su arribo ya no encontraron al lesionado, pues de acuerdo a la versión de los vecinos, otros jóvenes lo subieron a una motocicleta y lo trasladaron a recibir atención médica al Hospital General de Pabellón de Arteaga.
Con esta información, los policías estatales se trasladaron hasta dicho nosocomio, donde al hacer su arribo fueron informados que el paciente, quien fue identificado como Ricardo, de 19 años, ya había fallecido.
Este joven presentaba heridas penetrantes de tórax del lado izquierdo, justo debajo del brazo, que le fueron provocadas con una navaja; además de golpes en la cabeza.
Aunque policías preventivos de Pabellón de Arteaga y policías estatales implementaron un operativo en la zona para tratar de ubicar y detener a los rijosos que participaron en la riña, éstos no fueron localizados.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se trasladaron al municipio de Pabellón de Arteaga los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.
De acuerdo a la versión de los acompañantes del joven asesinado, al momento de los hechos circulaban por calles de la colonia Progreso Sur a bordo de sus respectivas motocicletas, cuando repentinamente fueron atacados por pandilleros que viven en esa zona y con quienes tienen viejas rencillas.
Indicaron que los rijosos derribaron a Ricardo de su motocicleta y luego comenzaron a golpearlo con pies y puños, cuando repentinamente uno de ellos lo apuñaló en varias ocasiones con una navaja, para después darse a la fuga con rumbo desconocido.