Tras los primeros días de la contingencia sanitaria, aproximadamente el 20% de los choferes de 700 vehículos representados por la Asociación de Taxistas Revolucionarios se alistan para detener sus unidades al no haber suficiencia de pasajeros que demanden su servicio, adelantó ayer el dirigente Refugio Eudave Ortiz.

Señaló que la demanda del servicio ha bajado hasta en un 80% y esa situación ha ocasionado que varios choferes quieran dejar sus unidades, además de que algunos concesionarios ya se han bajado o les informan que disminuirán las liquidaciones si no mejora el número de pasajeros, a causa del cierre de restaurantes y escuelas.

El presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios anticipó que la demanda bajará aun más a partir de que las grandes empresas paren temporalmente de actividades como Nissan y COMPAS.

Refugio Eudave Ortiz informó que la actividad de este servicio de taxi se mantendrá en la medida en que los ciudadanos fluyan hacia los mercados, Centro Comercial Agropecuario, Centro de la ciudad y Central Camionera, pero las decisiones se irán tomando en los siguientes días, porque está claro que los trabajadores del volante necesitan llevar dinero para el sostenimiento de sus familias.

Luego, mencionó que los choferes ni los concesionarios cuentan actualmente con ningún apoyo por parte de las autoridades gubernamentales. Aparte del mecanismo de parar de modo temporal a las unidades, otros están modificando sus horarios de prestación de servicios, en lugar de las 11 o 12 de la noche, ahora será más temprano ya que no hay servicios de restaurantes, antros y bares.