Staff
Agencia Reforma

CDMX.- La pandemia de COVID-19 venció a la Mujer Maravilla, cuya esperada secuela apenas duró dos días en las salas del centro del país.
Los gobiernos de Ciudad de México y Estado de México decretaron semáforo rojo y la suspensión de actividades no esenciales desde hoy y hasta el 10 de enero, lo que incluye a los cines y a los teatros.
“Como industria cinematográfica y como ciudadanos tenemos siempre que acatar las instrucciones de las autoridades, aún cuando esto represente una grave amenaza a la supervivencia de algunas empresas. La prioridad siempre será la salud”, expresó Fernando de Fuentes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).
Apenas el jueves se había estrenado Mujer Maravilla 1984, que se esperaba fuera una de las películas que ayudara a regresar a la gente a las salas, tras un año de pérdidas totales.
Cinépolis, Cinemex y Cineteca Nacional confirmaron que se apegarían al anuncio oficial y cerrarán sus puertas.
También el teatro se verá afectado. Morris Gilbert, productor de la obra Ghost, La Sombra del Amor, suspendió las funciones presenciales que tendría desde ayer, hoy y mañana en el Teatro San Rafael.
Lo mismo Odín Dupeyrón, quien daría un par de funciones de #Recalculando, las movió para enero.
La Fábrica de Santa Drive In (en automóviles) pospuso las funciones que tenía previstas para las próximas dos semanas.