Salvador Rodríguez López

Las instituciones y organismos que se dedican a brindar apoyo a personas y familias desamparadas están a un paso de su extinción, ante la acometida del Gobierno Federal, que a través de la Secretaría de Hacienda y con el aval de las y los diputados federales de MORENA, eliminó la deducibilidad a los donativos, por lo que dejarán de recibir el apoyo que tradicionalmente otorgaban empresas y personas a título personal.

En Aguascalientes el embate será directo para un número considerable de grupos de la sociedad civil que resentirán este ataque y los cuales se dedican al cuidado de niños y personas mayores, de mujeres que requieren de protección cuando su vida y la de sus hijos están en peligro, de personas que necesitan de apoyo médico que por lo costoso sale de sus posibilidades, inclusive de patronatos tan emblemáticos como la Cruz Roja, Teletón, Ciudad de los Niños, Casa Hogar Casimira Arteaga, por citar sólo algunos, que han funcionado a través de subvenciones que una parte ha sido deducible de impuestos.

Para los legisladores de MORENA la reforma al artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) está orientada hacia las personas físicas que presuntamente aprovechaban las donaciones para no pagar impuestos, lo que es una exageración y un pretexto para impedir que se siga ayudando a quien más lo necesita y lo cual no hace el Gobierno. No hay evasión de impuestos a partir que la deducibilidad es una medida prevista en la ley, por lo que únicamente se acogen a ella; a nivel nacional se afectará a 5 mil 100 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), que dejarán de recibir alrededor de 8 mil millones de pesos para trabajo comunitario Es una medida que perjudicará no sólo a las personas atendidas, sino hasta las mismas finanzas del Gobierno Federal y las entidades, que en su momento serán exigidos para que se atienda a ese sector vulnerable, lo que significará un costo muy superior al que hoy se cancela.

Resulta preocupante que el presidente de la República afirme que la filantropía y la ayuda social no son funciones de las empresas, sino del Gobierno, pero al ser omiso es por lo que han tenido que entrar las asociaciones civiles, que reciben de las empresas lo necesario para acoger a los indefensos.

En parte es cierto que el Gobierno debe “atender al pueblo” y no los particulares, como asevera el mandatario, pero al no hacerlo o que la burocracia impida la atención oportuna, es por lo que los necesitados encuentran en las representaciones privadas el apoyo oportuno.

El acuerdo que el miércoles pasado adoptó la Cámara de Diputados y que será aplicable a partir de enero de 2022, causará un impacto tremendo en las personas actualmente favorecidas, que pueden quedar a la deriva, porque si el organismo que les proporciona la ayuda ya no lo hará, sólo les queda recurrir al Gobierno, pero la respuesta no será eficiente ni pronta como lo demandan las circunstancias.

Lo que hoy se observa es un panorama nebuloso, de mayores dificultades y desigualdades, porque en donde han funcionado las OSC es, principalmente, en zonas marginadas y que contribuyen en gran medida a atender y resolver lo que la autoridad no hace. Los efectos de esta medida se vivirán en el curso del año próximo cuando entre en funciones el acuerdo de Hacienda con la aceptación de los morenistas.

EXTRAÑA ACTITUD

Desde su arribo a la ciudad de Aguascalientes, el delegado del Infonavit, Sergio Armando González Serna, se ha caracterizado por su dinamismo y su interés de estar cerca de los afiliados, por lo que sorprende que en lugar de exigir a la empresa Moto Diesel Mexicana (MDM) el pago de las mensualidades atrasadas, le pida a los trabajadores beneficiados con un crédito que revisen sus cuentas y si encuentran alguna anomalía acudan a sus oficinas.

Si existe un retraso en las transferencias, respecto a los descuentos que se hace en la nómina, es responsabilidad directa de la firma que por ley deben cumplir en este renglón, por lo que mientras esté en funciones está obligada a entregar lo recaudado. En todo caso, lo que corresponde a los obreros es comprobar que el dinero que le descuentan para el pago de su vivienda sea en tiempo y forma y que además se refleje en la cuenta que tiene con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

Además, resulta incomprensible que una empresa como MDM sea exhibida por este tipo de asuntos, toda vez que ha sido de las firmas de mayor prestigio en la localidad, por lo que bien haría en cumplir con lo que dispone la legislación.

González Serna, como representante estatal de este organismo, solicitó a los empleados de MDM que acudan a la propia delegación del Infonavit para conocer la situación de los créditos que recibieron, trámite que dijo, es gratuito (faltaba más) y no requieren de asesores legales ni de terceros para cumplirlo. De los 250 que forman la plantilla, cerca de 50 tienen un crédito con el Instituto y son los que deben comprobar que los pagos que han hecho estén en orden, para ello pueden hacerlo aquí, en las oficinas de la calle Balneario número 120, en el ex Ejido Ojocaliente o en línea, ingresando a la página web www.infonavit-org.mex; darse de alta en el portal Mi Cuenta Infonavit www.micuenta.infonavit.org.mex, o llamar a los teléfonos 800 008 3900 o ingresar a la página infonavitfacil.mx, donde encontrarán la información que necesitan.

Es factible que todo esto sea un simple trámite, puesto que el Infonavit debe tener documentado el adeudo que sobre el particular presenta la citada empresa, lo que a través de su departamento jurídico puede cobrarlo, por lo que su labor con los trabajadores debería enfocarse sólo a vigilar que todo esté en orden.

Igualmente, se requiere que el Instituto lleve a cabo una investigación global para determinar si la totalidad de las empresas que operan en Aguascalientes cumplen con el pago de las cuotas obrero-patronales y con la canalización de los descuentos que hace por los créditos que tiene su personal, porque si una compañía como ésta presenta ese tipo de situaciones, es posible que otras de menor rango también estén en problemas, por lo que es necesario actuar antes que crezca el débito o que desaparezcan.

JUSTO RECONOCIMIENTO

Difícilmente habrá un grupo social que haga tanto por sus semejantes como el de la salud, lo que se vivió en toda su extensión desde marzo de 2020 cuando se declaró la pandemia. Hombres y mujeres de distintas áreas trabajaron al máximo para atender la emergencia y que al ser tan contagiosa provocó que una parte de ese personal fuera víctima del virus, lo que cobró la vida de un número elevado. Por ello es de la mayor importancia que el Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes organice un homenaje a sus miembros caídos, mismo que tendrá lugar mañana a las 9 horas, a 30 médicos que fallecieron desde que se declaró la epidemia y que serán honrados en presencia de sus familiares, reconocimiento que podría hacerse cada año a la misma hora, suspendiendo labores de manera simultánea en todo el estado por espacio de uno o dos minutos, lo que sería tener presente el enorme sacrificio que hicieron a favor de los aguascalentenses. También sería trascendental que se creara en cada hospital un monumento con los nombres de sus trabajadores que murieron durante esta etapa, lo que haría recordar el sacrificio que hicieron para atender a los pacientes, aún a costa de su propia vida, que sin duda sería el mejor homenaje que se les pueda rendir.