José de Jesús López de Lara

Un fuerte “golpe” a la delincuencia organizada volvieron a dar policías estatales de Aguascalientes tras capturar a seis personas cuando descargaban un tráiler de una empresa de paquetería y una camioneta, en los cuales transportaban 610 mil piezas de cigarrillos chinos que ingresaron a México de contrabando, así como una bolsa con un kilogramo de metanfetamina.
Las seis personas detenidas y que fueron trasladadas a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación y sujetos a investigación por parte de agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), fueron identificados como José de Jesús, de 53 años; José Walter, de 35 años; Laura Montserrat, de 25 años; Claudia Carolina, de 38 años; José Luis, de 25 años y un adolescente de 16 años.
Este importante “golpe” contra la distribución de droga y contrabando se llevó a cabo gracias a una denuncia anónima realizada al teléfono de emergencias 911, donde se informaba que en una bodega ubicada en la calle Circuito Irma, en el fraccionamiento Rinconada Santa Mónica, se encontraban varias personas descargando miles de cigarros chinos que habían ingresado a México de contrabando.
Hasta el lugar señalado se trasladaron patrullas de la Policía Estatal y al hacer su arribo los oficiales sorprendieron a varias personas descargando unas cajas que se encontraban en un tráiler marca Freightliner, modelo 2013, color blanco, con razón social Paquetería y Mensajería “Vendedor”, con placas de circulación del SPF.
Asimismo, también eran descargadas varias cajas de una camioneta Dodge Grand Caravan, modelo 2005, color gris y placas de circulación foráneas.
Los policías estatales procedieron a arrestar a las seis personas sospechosas que estaban guardando la mercancía en una bodega. Se hizo el aseguramiento de 61 cajas con 50 paquetes cada uno, mismos que contenían 10 cajetillas con 20 cigarros chinos.
En total se aseguraron 610 mil piezas de mercancía de contrabando. Asimismo, en uno de los paquetes se localizó una bolsa conteniendo alrededor de un kilogramo de metanfetamina, que en el mercado “negro” tiene un valor de hasta un millón de pesos.