José de Jesús López de Lara

Poco más de media tonelada de marihuana fue asegurada por el Ejército Mexicano en Aguascalientes, en dos golpes al narcotráfico que se dieron en las últimas horas tanto en la Puerta de Acceso Sur como en la Puerta de Acceso Norte.
Uno de los decomisos más importantes realizado por los militares de la 14a. Zona Militar en Aguascalientes, se registró en el retén militar ubicado en la carretera federal No. 45 Sur, a la altura del poblado del Ejido Peñuelas, junto a la Puerta de Acceso Sur.
En ese lugar los elementos del Ejército Mexicano interceptaron para revisión de rutina un camión de carga tipo caja seca, con placas de circulación PN-2791-A del estado de Nuevo León.
Los militares detectaron que el conductor se encontraba bastante nervioso y al preguntarle sobre su procedencia y destino, señaló que había salido del municipio de Tonalá, Jalisco y tenía como destino la ciudad de Zacatecas.
Al momento en que el binomio canino del Ejército Mexicano realizó una revisión a la pesada unidad, quedaron al descubierto varias bolsas de plástico transparentes y en color negro, así como botes y cajas de cartón, las cuales contenían 500 kilogramos de marihuana-
Por tal motivo se procedió al arresto del chofer, que junto con la droga y el camión de carga fueron trasladados a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación.
Asimismo, agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.

SEGUNDO DECOMISO. Previamente, los militares de la 14a. Zona Militar hicieron el decomiso de otros 6 kilos con 700 gramos de marihuana, que eran transportados en el área del equipaje de un camión de pasajeros foráneo.
El decomiso se realizó en la Puerta de Acceso Norte que se ubica en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del municipio de Cosío, donde los elementos castrenses interceptaron el camión de pasajeros foráneo que procedía de la ciudad de Manzanillo, Colima y tenía como destino la ciudad de Matamoros, Tamaulipas.
Apoyados por el binomio canino, los militares encontraron una caja de cartón en donde iban los 6 kilos y 700 gramos de marihuana, almacenados en varios paquetes confeccionados con papel aluminio, que se encontraban en el área del equipaje.
En este caso no hubo personas detenidas, ya que la droga fue enviada a través de una empresa de paquetería.