Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Artesanos que elaboran piñatas aseguraron que para la temporada navideña tuvieron que bajar los precios de sus productos con tal de alentar las ventas, a pesar de enfrentar costos más altos en los insumos, al cierre de un año complicado por la pandemia de Covid-19.
“No subimos precios por la economía, por lo que está pasando. Al contrario, me bajé al precio anterior para que la gente comprara y ha venido la gente”, dijo, a la agencia Xinhua, Jaime Estrella, artesano de 53 años, cuyas piñatas son populares entre clientes del centro de la Ciudad de México.
Estrella describió que su taller, una empresa familiar, cerró por más de tres meses ante la falta de pedidos de las tiendas que ofrecen los coloridos productos, lo que desplomó a cero sus ventas en ese lapso desde un promedio de 600 piñatas mensuales.
“Nos afectó mucho, se embodegó todo”, recordó el hombre con 23 años de experiencia en la elaboración de vistosas figuras a partir de cartón, papel de colores y engrudo.
El negocio de Estrella ha sorteado la situación con la venta de piñatas de menor tamaño y la mira puesta en la temporada navideña.