Pasan las camadas, los jugadores y los entrenadores, pero España desde su campeonato del mundo en 2010 tiende a tener equipos competitivos. Ahora con un aire de juventud en su plantilla el cuadro español encaró su segundo compromiso en la UEFA Nationals League ante Ucrania con una enorme actuación de su capitán Sergio Ramos que sigue sumando anotaciones a pesar de ser defensa central y con un Ansu Fati que marcó el ritmo del partido con tan solo 17 años arrancando como titular.
España precisamente se fue al frente gracias a Fati que recibió una falta dentro del área en un claro penal, Ramos tomó la pelota cobrando con clase abriendo la pizarra al minuto tres de juego. Casi a la media hora el capitán español marcó su doblete con un cabezazo bombeado que terminó por colarse en la meta ucraniana ante la estirada del arquero. Sin embargo, el momento más emotivo del partido fue al 32′ cuando Ansu Fati recortó desde la izquierda hacia dentro sacando un disparo a segundo poste que pegó en el metal para terminar dentro de las redes, el canterano del Barcelona se convirtió en el jugador más joven en anotar con la selección en toda la historia en lo que parece será una carrera llena de éxitos para la joya española que ya ha dado de que hablar a nivel internacional.
A pesar de la ventaja España continuó manejando la pelota y generando opciones de gol superando los 20 disparos en todo el encuentro. A falta de 6 minutos para el final del partido Ferrán Torres marcó el cuarto gol cerrando la goleada que pone a los españoles en el liderato de su grupo con cuatro unidades en lo que es un buen arranque para los de Luis Enrique que tuvieron a jugadores como Dani Olmo, Sergio Reguilón, Mikel Merino y Rodri en su once titular, muestra del cambio generacional que viven actualmente.