Los empresarios de la construcción están preocupados porque en el contexto de la crisis gasolinera, Aguascalientes parece no estar en el radar del Gobierno Federal para dar solución al desabasto que vivimos en la entidad, señaló Luis Francisco Romero David.
El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, externó que la información que circula en medios nacionales respecto de las promesas del presidente de México para resolver escasez en estados con este problema, no mencionan en ningún momento a esta entidad.
“Aguascalientes también está trabajando para la República”, sostuvo el líder de los constructores al referir que en esa dinámica también está sufriendo graves consecuencias por la falta de combustible.
En ese sentido, mostró confusión respecto de comentarios hechos por constructores del vecino estado de Zacatecas que aseguran que allá no hay problema con el abasto de las gasolinas.
Afirmó que las noticias que tiene del sector en esa entidad es que todo se vive con normalidad, en tanto que aquí la situación no cambia para bien, y por el contrario cada día las afectaciones son mayores.
Las jornadas laborales en diversos proyectos del sector han pasado de ocho a seis horas un día para unos y otros días para otros, porque el personal tiene que escalonarse para ir a formarse horas y conseguir combustible para sus vehículos.
“De momento lo menos negativo es que siguen vendiendo en bidones para surtir equipo que lo requiere, en tanto que la maquinaria de mayor dimensión opera con diesel y éste no ha escaseado”.
Romero David dijo al respecto que como empresas tienen proveedores de combustible y eso ha permitido que para la operatividad de unidades de trabajo los problemas sean mínimos, pero en el uso personal que incide en las horas-hombre sí hay alteración.
Estimó además que al ser la industria de la construcción una actividad que incide en decenas de ramas laborales, la merma a éstas definitivamente se está dando y ya urge que el tema sea resuelto.
Finalmente, reiteró la preocupación del sector porque en las promesas de solución más cercanas no se ve algún compromiso con Aguascalientes, si bien, confió en que la autoridad local esté haciendo la presión correspondiente para que la entidad no sea olvidada.