Con el Sistema de Autenticación de Datos que aplica el Instituto Nacional Electoral para resguardar la información de los ciudadanos mayores de 18 años, el cual fue ofrecido hace 5 meses al Gobierno del Estado y no se obtuvo respuesta, se pudo haber prevenido el riesgo de hackeo en el Registro Público de la Propiedad y la incertidumbre que impera en la actualidad.

Así lo expresó el vocal ejecutivo del INE, Ignacio Ruelas Olvera, quien recordó que inicialmente el Colegio de Notarios solicitó a la delegación de la institución, la posibilidad de autenticar o identificar a los ciudadanos que hacen trámites ante ellos, sin embargo la respuesta fue que el convenio tendría que ser con la autoridad gubernamental y luego ésta, ponerla a disposición de la Dirección de Notarías y el Colegio que los agremia.

Refirió que el sistema para obtener la información de los ciudadanos mayores de 18 años que aplica el INE es muy distinto a cualquier otro sistema de registro de población o trámites oficiales, “al autenticar los datos de las personas, se podría evitar el 99.99% de los problemas que las notarías de Aguascalientes tienen actualmente”.

El trabajo que se podría hacer con los notarios u otros servicios profesionales que requieren de la preservación y seguridad de datos personales, haciendo uso del Sistema de Autenticación del INE, sería relacionado con la realización de testamentos, sucesiones, escrituración, por ejemplo, pero “hace 5 meses lo pusimos a disposición del Gobierno del Estado y no nos ha contestado”.

Resaltó que los ciudadanos depositan en el INE sus datos y se custodian, de ahí que sólo los interesados pueden disponer de esa información y sólo les correspondería a ellos, al presentar la credencial de elector como identificación, el autorizar el uso de datos que viene en el Código QR; “precisamente la confidencialidad garantizada al ciudadano, es por lo que se negó a la Secretaría de Gobernación la entrega de la base de datos”.

Finalmente, Ruelas Olvera reiteró que el Gobierno del Estado hasta ahora no ha solicitado el apoyo del INE, “no ha dicho nada, nosotros estamos pasivos, pues ya hicimos lo que nos tocaba”, como es ofrecer el sistema que garantiza no sólo la confidencialidad de los datos, sino su resguardo hasta en tanto el propietario autorice cualquier movimiento.