Gobierno del Estado debe dar marcha atrás

Injustificado y unilateral aumento del 25% al ISN

Leonardo Márquez Alvarado

La propuesta de aumento del Impuesto Sobre la Nómina en 25% para 2023 irá a negociación con el empresariado y la gobernadora Teresa Jiménez Esquivel, anticipó el presidente del Consejo del Coordinador Empresarial, Raúl González Alonso, quien manifestó la intención de solicitar al gobierno estatal que no se concrete el incremento.
Reiteró la postura de Coparmex en el sentido de que no hubo un diálogo formal para analizar la posibilidad de que la tasa del gravamen se elevara de 2 a 2.5%, pues sólo se planteó la posibilidad sin mayores detalles, lo cual fue rechazado de inmediato, y se sugirió que se buscaran otros mecanismos para obtener esa recaudación.
González Alonso detalló que luego de sostener una reunión con el Secretario de Finanzas del estado, Alfredo Martín Cervantes García, logró un próximo encuentro con la mandataria estatal, en el que se pueda conocer el planteamiento del objetivo y justificación de propuesta de incremento al ISN.
“Nosotros expondremos a la gobernadora nuestros argumentos, consideramos que es una situación complicada como para subir las cargas impositivas a las empresas, vamos a entrar en un periodo donde vamos a cubrir prestaciones como aumento de vacaciones, aguinaldos, fondos de ahorro, e iniciar en enero con un aumento de ISN en 25%”, agregó.
Subrayó la apertura de que la gobernadora escuche al empresariado, en virtud de que en años anteriores hubo un ejercicio de consulta más extenso para alcanzar acuerdos entre el sector empresarial y las autoridades de gobierno, considerando que muchos empresarios buscan que el ISN se mantenga en la tasa de 2% que se aprobó dentro de la Ley de Ingresos del año en curso.
El líder empresarial explicó que se busca contar con más información desglosada de los proyectos estratégicos y montos de fondos de financiamiento, al referir que, en 2019, cuando hubo un incremento similar, se estimó un aumento de 272 millones de pesos, de los cuales se logró destinar 131 millones de pesos dentro de un Programa de Impacto Directo a empresas que resultaron favorecidas, cumpliendo los mecanismos de fiscalización.