Como dispone la ley, María Teresa Jiménez Esquivel, candidata ganadora de la elección que tuvo lugar hace ocho días, recibirá el documento que la acredita como gobernadora electa, lo que tiene un significado muy especial ya que será la primera mujer que ocupe ese cargo desde 1857, en que don Jesús Terán Peredo fue designado para ese puesto. El 16 de septiembre de ese año surgió Aguascalientes como estado libre y soberano al quedar incluido en la Constitución General de la República, con lo que se consumó su independencia de Zacatecas.

El escrito se entregará en las oficinas del Instituto Estatal Electoral, ceremonia a la que asistirán dirigentes y militantes de los partidos que formaron la alianza “Va por Aguascalientes” (PAN, PRD y PRI), para ello se dará lectura al acta de declaratoria de gobernadora electa con lo que se cierra ese capítulo y dar paso a las denuncias sobre presuntas violaciones al marco jurídico.

El cómputo oficial en los 18 distritos, que durante 12 horas tuvo lugar el miércoles, validó el informe que presentó cada directiva de casilla, para de esta manera concluir este apartado sin ninguna novedad. En caso de que exista alguna inconformidad se recibirán del 13 al 16 del presente mes para proceder a su análisis y dictamen.

Del millón 35 mil 733 ciudadanos convocados a votar sólo acudieron 467 mil 954 y de ellos 249 mil 464 lo hicieron a favor de la alianza, en tanto la candidata que quedó en segundo lugar, Nora Ruvalcaba Gámez, del Movimiento de Regeneración Nacional, obtuvo 155 mil 531 votos. En tercer lugar Anayeli Muñoz, de Movimiento Ciudadano, con 32 mil 270 votos; Marta Márquez Alvarado, de la colación Trabajando Verde por Aguascalientes que integraron PT y PVEM, ocupó el cuarto casillero con 7 mil 280 sufragios y en quinto lugar Natzielly Rodríguez con 6 mil 443 votos. Hubo 12 mil 963 votos nulos.

Con lo anterior se cerró un capítulo que no generó mayor sobresalto, ya que de los actos denunciados son los “tradicionales”, sin que se registraran incidentes que ameritaran el uso de la fuerza pública. Puede decirse que autoridades electorales y los que sí acudieron a cumplir con esta obligación cívica deben sentirse satisfechos de esta muestra de civilidad.

PARA EMPEZAR

Desde el primer día la nueva administración estatal tendrá las condiciones financieras para llevar a cabo proyectos a favor del sector empresarial, y de esta manera podrá darle continuidad a los programas que han tenido lugar durante este sexenio contribuyendo al fortalecimiento de la planta productiva y la creación de empleos.

Al destacar lo anterior, el gobernador Martín Orozco Sandoval afirmó que será una bolsa de dos mil millones de pesos que tendrá a su disposición el régimen entrante, canalizados mediante el Sistema de Financiamiento de Aguascalientes (Sifia), que con el tiempo ha dado buenos resultados y gracias a su buen manejo es posible que deje esa cifra, que será de gran apoyo para empresas establecidas y emprendedores.

Durante el recorrido que hizo por la empresa Construcciones y Equipos GAR, el mandatario subrayó que las firmas locales de todos tamaños mantienen el buen desarrollo económico de la entidad, por lo que es necesario seguir trabajando muy cerca de empresarias y empresarios hasta el último día de su período y al mismo tiempo dejar bases sólidas para que exista secuencia y así, al final del día, la sociedad en su conjunto salga ganando.

En una retrospectiva, Martín Orozco destacó que desde la creación del Sifia más de 6 mil empresas e ideas de negocios han resultado beneficiadas, como reflejo de la optimización de procedimientos para acceder los créditos que se otorgan con tasas más bajas de las que hay en el mercado.

Exhortó a los hombres y mujeres de negocios a no dejar de crecer, actualizarse y estar al tanto de las nuevas tendencias de negocios, ya que esa es la combinación para tener éxito y extenderse, lo que se traduce en más empleos y que los aguascalentenses tengan mejores condiciones de vida.

Durante la visita a ese lugar, el titular del Ejecutivo se hizo acompañar por el secretario de Desarrollo Económico, Manuel Alejandro González Martínez y del responsable de Sifia, Andrés Díaz Larios, habiendo un reconocimiento del director de la empresa, Fernando Arreaga Ramírez, al haber estado cerca de los propietarios y de ofrecer las condiciones necesarias para mantener la paz y seguridad en todo el territorio con lo que han podido trabajar sin problema alguno.

SOBRE AVISO…

Directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no debieron decirse sorprendidos ni engañados ante los reclamos del sector obrero por los servicios que proporciona, puesto que con antelación expresaron el mismo malestar durante la jornada del Primero de Mayo y que fue en el mismo tenor que el pasado 9 de junio, sólo que en aquella ocasión se consideró que era una más de las demandas que se presentan cada año.

Al no haber respuesta un grupo numeroso de obreros y líderes sindicales se apersonó frente a la delegación estatal, que se ubica a un lado de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) Número 8 y mediante pancartas y gritos manifestaron la exigencia, que no es de ahora ni de ayer, sino que viene mucho antes de la pandemia, principalmente el aplazamiento en la atención que deben proporcionar los especialistas y por ende de las cirugías y el faltante crónico de una parte de los medicamentos.

Lo que sale del guión es que el secretario general de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes, José Alfredo González González, es uno de los representantes legendarios del sector en la Comisión Consultiva del IMSS, misma que a nivel estatal se reúne cada 15 días para analizar los asuntos que exista y es ahí donde se deben plantear las inquietudes.

Durante la manifestación del jueves, el representante de la CTM en la entidad señaló que hay una exigencia de sus compañeros para que a la mayor brevedad queden subsanados los problemas que registra el Seguro Social, particularmente por el diferimiento de las citas y cirugías que en ocasiones es de seis meses a un año, con lo que esto significa para la salud de los enfermos.

“La principal demanda de nuestros compañeros son los medicamentos y las cirugías a largo plazo. Queremos que sean lo más pronto posible que se den éstas y que sean atendidos, que las citas de primera vez sean con el especialista que haya”.

Como solución la FTA propuso la subrogación, puede hacerse “siempre y cuando exista voluntad”, que si la capacidad instalada del IMS está rebasada se envíe el paciente a un hospital o clínica particular para que se le atienda de inmediato y en las mismas condiciones tiene que ser con el caso de los medicamentos, si no lo hay en las farmacias internas o son insuficientes para surtir la receta completa que se le canalice a una de tipo comercial.

José Alfredo González dijo que no se ha logrado dar esos pasos porque “desafortunadamente la respuesta es ‘no tenemos presupuesto, no tenemos autorización”. Consideró que las compras consolidadas han sido un fracaso, “por el contrario se ha agudizado más la falta de medicamentos y por eso ahorita está el hartazgo de los trabajadores”.

Ante la nula respuesta de la Delegación, ya que ninguna autoridad se dignó atender su protesta, consideró que podría haber acciones más fuertes, “quizá ahora sí con una situación ya más enérgica, sobre todo la toma de instalaciones”.

De manera paralela solicitarán a los diputados federales que presenten una iniciativa para que haya una sanción “a la mala atención que presta el Seguro Social” y que no haya tanta manga ancha para los trabajadores del propio Instituto, “quienes tienen el contrato mejor pagado de México”, aunque luego diversificó su comentario al citar: “No criticamos que les bajen el sueldo o sus prestaciones, pero que desempeñen bien su trabajo. Hay una serie de acciones legales que estamos implementando, que vamos a hacer y que esperamos tener resultados”.

Al día siguiente de la protesta, el IMSS señaló que su compromiso es seguir realizando acciones que garanticen la atención de los afiliados y sus dependientes, y sobre todo “brindar una atención médica oportuna de calidad a quienes lo necesiten”, lo que en la vida diaria no sucede ya que si el enfermo tiene cita con el especialista y éste no asiste simplemente se le transfiere hasta por seis meses o más y tratándose de los medicamentos en ocasiones no se entrega la cantidad que el médico ordenó ya que es mínima la existencia, lo que pone en riesgo al paciente al no cubrir el tratamiento como fue dispuesto.

La respuesta institucional del Seguro se concretó a recordar que José Alfredo González es parte de la Comisión Consultiva y en las reuniones no ha expresado “inquietud, solicitud o gestión alguna”, pese a que a esos encuentros acude personal de Coordinación de Atención y Orientación al Derechohabiente y del área médica, que toma nota de los asuntos que se presentan y de las necesitados planteadas, “todas han sido atendidas de manera puntual sin que existan pendientes al momento”.

Es factible que José Alfredo González busque presionar para tener una pronta solución a los problemas que presentan sus compañeros y por eso organizó el plantón, pero los directivos del IMSS deben asumir su propia responsabilidad y atender las quejas y denuncias que tienen los asegurados. Echarse la pelotita unos a otros y luego seguir con la misma rutina es poner en peligro la salud y la vida de miles de personas.

¡Participa con tu opinión!