Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez de la Ciudad de México libró, de nueva cuenta, una orden de aprehensión contra Gonzalo Gil White, por un presunto desvío de 160 millones 212 mil 987 pesos que supuestamente debía destinar la empresa Oro Negro para pagar el IVA.
El juez de control de la Unidad de Gestión Judicial Doce, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, instruyó la captura en cumplimiento a una sentencia de amparo del Quinto Tribunal Colegiado Penal, que el mes pasado ordenó reponer el procedimiento, informaron allegados al caso.
Es decir, este mandamiento judicial ya se había girado, pero el colegiado instruyó al juez local dejarlo sin efecto y analizar si debía o no ser librado de nueva cuenta.
Ahora que se instruyó de nueva cuenta la aprehensión, el mandamiento será estudiado por la jueza federal Sandra Leticia Robledo Magaña, para definir si se encuentra o no apegado a los lineamientos establecidos por la sentencia de amparo.
De ser así, quedará firme la orden de captura, pero, de lo contrario, volverá a invalidarse y se le exigirá de nueva cuenta al juez del fuero común volver a resolver al respecto.
Para el hijo del ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, esta no es la única orden de aprehensión que ha sido librada en su contra.
Existen otras 3 que continúan vigentes, una por abuso de confianza y administración fraudulenta, relacionados con un presunto desvío de más de 750 millones de pesos; otra por la sustracción ilegal 360 millones de pesos; y la tercera por una transferencia de 100 millones de pesos a una “facturera”, todas con recursos de Oro Negro.