El pasado martes por la noche, el nuevo coach de Panteras, Sebastián Ginóbili, hizo su arribo a la ciudad de Aguascalientes, para después tener sus primeras entrevistas el día de ayer y su primer recorrido por la ciudad.
El técnico argentino platicó para El Heraldo de Aguascalientes acerca de su viaje, sus retos en esta travesía por México y su sentir por dirigir al club de Panteras.
En cuanto a su viaje desde Argentina, Sebastián sufrió un poco por lo tardado que fue el viaje, tomando en cuenta que son muchas escalas y siempre es complicado viajar desde Sudamérica, pero, afortunadamente, pudo descansar bien y ya está pensando en el inicio del torneo.
Desde hace casi un par de meses, el equipo de Panteras hizo oficial el fichaje de Sebastián y, a pesar de que el argentino recién llegó a la ciudad, la comunicación siempre fue clave para armar al equipo, contando con esa ventaja de poder elegir a varios jugadores y la confianza de repetir a algunos otros.
El coach argentino comentó que uno de los detalles que percibió con los videos de las temporadas pasadas es que los felinos jugaban muy bien ofensivamente, pero, en la defensa, no mostraban la misma intensidad, afirmando que no era tanto por los jugadores que tenían, sino por el compromiso y el estilo de juego con el que venían trabajando.
Es por eso que uno de los cambios que tratará de hacer el coach en los próximos días es mejorar la defensiva por el bien del equipo, siendo el objetivo primordial para esta pretemporada, y, conforme avancen los días, buscará hacer un equipo más unido y con el objetivo claro.
En cuanto a su comunicación con los jugadores, el sudamericano ha tenido pláticas con algunos de los integrantes, pero no ve la hora de iniciar los entrenamientos, conocer a todos y trazar el camino hacia el arranque de la temporada; de momento, sólo ha platicado un poco con Jonatan Machuca por compartir el vuelo desde su natal Argentina.
Por otro lado, Sebastián Ginóbili comentó que el baloncesto lo tiene muy ocupado y casi todo el día está pensando en ello, pero que, cuando tiene momentos libres, lo que más lo llena es platicar con su familia, destacando que acaba de ser padre de una niña, y además le gusta leer o ver otros deportes, por lo que ya comienza a familiarizarse un poco con la ciudad y sus equipos profesionales, como Rieleros y Necaxa.
En la tarde, el coach argentino hizo su primer reconocimiento a la duela de los Hermanos Carreón, la cual será su casa por los próximos 3 meses. A lo largo del fin de semana, comenzarán a llegar más jugadores y se espera que el 15 den inicio los entrenamientos y la pretemporada como tal.