Cecilia de Santos Velasco / El Heraldo

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, reveló ayer en Aguascalientes que en México sólo el 44% de la población femenina participa en el mercado laboral, lo que contrasta con el 78% de los hombres, y esto ocurre no por la falta de preparación de las mujeres, sino por una carga de “trabajo de cuidados” que no se remunera y ahí, ellas hacen el triple que los varones.

Aseveró que este es un tema de desigualdad muy importante en el país, motivo por el cual se trabaja en el desarrollo del Sistema Nacional de Cuidados, el cual reconocerá que este es un trabajo y si se hacen las cuentas correspondientes representa el 28% del Producto Interno Bruto en México.

Entrevistada durante el XXIII Encuentro Internacional de Estadísticas de Género, organizado por el INEGI, la presidenta del Inmujeres recalcó que es altísima la generación de trabajo que no se contabiliza, motivo por el cual debe ser reconocido y redistribuirlo, es decir, implica una corresponsabilidad, en primer lugar dentro de los hogares entre hombres y mujeres, pero también del estado y el sector privado.

México debe avanzar hacia un sistema que permita que este trabajo sostenga la vida, se redistribuya y se reconozca que todos en algún momento de la vida necesitamos del cuidado, incluyendo a las personas que cuidan.

Agregó que los cuidados forman parte de la rediminización de la economía, porque cuando se piensa en potencializar los trabajos que las mujeres han hecho gratis por siglos, es que ahora sea redistribuido, reconocido y que todos se preparen para hacerlo, se capacite a las personas y que se les paguen bien, en beneficio de la economía nacional.

Nadine Gasman precisó que el trabajo al interior del hogar representa un gran parte de la economía nacional, pero sobre todo la sostiene, ya que un alto porcentaje de familias cuenta con las trabajadoras del hogar, en apoyo de niños, adultos mayores, personas con discapacidad o con alguna enfermedad.

Entonces este tema se pone en la mesa de las discusiones a nivel nacional y desde el Poder Ejecutivo federal se coordinan los esfuerzos para el desarrollo del sistema nacional de cuidados, donde la pandemia hizo más visible a esta actividad que siempre ha existido en el país y en el mundo.

Finalmente, detalló que este sistema de cuidados implica también en la elaboración de una legislación e incluirlo a la Constitución Política de México como un derecho, lo que nos pondría en la innovación con aquellos países que ya lo hacen.