Durante el primer confinamiento general para los giros empresariales no esenciales, experiencia que se repite ahora, no se supo del respaldo pleno que se esperaba de las autoridades federales, estatales y municipales, pero tampoco se ha hizo sentir el trabajo de gestión del Consejo Coordinador Empresarial, que debiera ver las condiciones complicadas en que viven muchos de sus afiliados.

Esto lo dejó de manifiesto el presidente de la Asociación de Empresarios de la Industria del Vestido y Textil, Ernesto Castorena Rodríguez, quien refirió que al menos 25 empresas de este sector se han visto en la penosa necesidad de cerrar sus puertas y esperar mejores momentos y con esto, dejar sin empleo a varias personas.

Esta es la situación por la que al menos una veintena de empresarios de distintos tamaños y giros, tienen en ciernes la creación de un nuevo organismo empresarial con el que se sientan identificados, esto con la intención de establecer una cadena de producción y compra-venta.

La intención es que entre fabricantes y comerciantes tengan la oportunidad de crear una cadena completa, que se presten servicios y sean proveedores entre sí; “estamos preocupados por lo que pudiera ocurrir, pero más nos debería ocupar el que no hacemos nada”, de ahí que han decidido poner manos a la obra para apoyarse entre sí y puedan no sólo sostenerse, sino también ganar sin afectar a los clientes.

Así pues, el nuevo organismo que pretenden integrar sería el Frente Empresarial de Aguascalientes, al que se han comenzado a sumar pequeñas, medianas y grandes empresas.

Con el Frente Empresarial de Aguascalientes se pedirá a las autoridades de los tres órdenes de Gobierno que dejen de preocuparse por los temas políticos que saldrán adelante; a la vez, dejó de manifiesto que para ello se necesita volver a sesionar y tomar decisiones conjuntas.

Es momento, dijo, de llamar a la autoridad a que sea facilitador de las acciones que deben tomar las empresas, teniendo en consideración a los empresarios y no sólo imponiendo, ignorando la voz de éstos, pues hay incentivos que se podrían tener para que las cadenas de producción de los distintos giros resulten lo menos golpeadas posible.