Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión Federal de Electricidad (CFE) prevé generar más electricidad al costo que sea, aun si se trata de echar a andar centrales sucias e ineficientes.
De acuerdo con proyecciones de la empresa estatal, plasmadas en una presentación difundida durante los foros del parlamento abierto en la Cámara de Diputados, CFE estableció proyecciones de generación eléctrica para 2024 con la reforma aprobada, y los excedentes se harían con centrales a carbón, combustión interna y turbogas.
En total, se anticipa que la CFE genere hasta 61 por ciento de la energía en diciembre del 2024, mientras que el resto de los esquemas de participación en los que se encuentra el sector privado apenas tengan 39 por ciento, es decir, invertir la fórmula que se tiene actualmente.
La generación total de la CFE llegará a 195 mil 43 gigawatts-hora para el último año del sexenio, 54.4 por ciento más que la que se registró en 2021.
Sin embargo, al revisar el incremento de generación por tecnología se observa que las carboeléctricas generarán 12 mil 612 en 2024, un aumento del 45.1 por ciento respecto al observado el año pasado, mientras que las centrales de ciclo combinado a gas natural de la CFE tendrán un aumento de 120.8 por ciento para llegar a 104 mil 594 en el último año de Gobierno.
Las centrales a combustión interna crecerán 559.1 por ciento, para llegar a 9 mil 169 gigawatts-hora.
Víctor Ramírez, experto en temas de energía, explicó que la propuesta de la CFE es incrementar sus emisiones y costos de generación.
«Algo que nos deja ver es que además de incrementar la generación sucia, aumentará la dependencia del gas texano, y eso tira su argumento de la soberanía energética (…)
«Las tecnologías caras y contaminantes las vas a multiplicar y además son carísimas, que en algunos momentos ha registrado precios de hasta 6 mil pesos por megawatt-hora como el turbogas, mientras que la energía eólica y solar solo tendrían un aumento marginal, no se ve mayor interés», explicó.
Carlos Flores, especialista en temas de energía, dijo que al cambiar las reglas del despacho y ser la CFE la primera que entregue su energía, lo hará con las tecnologías que tienen disponibles y el resto de los generadores tendrían una participación secundaria.
Incluso, agregó, en algunas ocasiones se podrá emplear la energía generada por privados y en otras no, en función de la demanda que se observe.
«La participación que tienen hoy (los privados) será truncada o reducida, pero hay cosas negativas y difíciles de entender en cuanto a la participación de CFE, por ejemplo, el aumento de la generación de las carboeléctricas y de los ciclos combinados», consideró.

¡Participa con tu opinión!