Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Chile y su desierto de Atacama albergan el primer concentrador solar de América Latina.
Con 10 mil 600 espejos, 392 mil paneles solares y una torre de 250 metros de altura, este proyecto se puso en operación hace un par de meses.
La planta de Concentración Solar en Potencia (CSP), de la compañía multinacional EIG, ocupa un área de mil hectáreas y está situada en el Cerro Dominador, una zona con uno de los mayores niveles de radiación solar del mundo, a 100 kilómetros de la ciudad de Calama, al norte de Chile.
A diferencia de los proyectos solares de gran escala, esta planta de energía termosolar utiliza tecnología que permite almacenar el calor del sol para generar electricidad durante horas, incluso por la noche, cuando no se tiene radiación.
El proyecto incluye un sistema fotovoltaico de 100 megawatts que se encuentra en funcionamiento desde el año 2017 y un innovador sistema solar térmico, con 110 megawatts de capacidad instalada, pionero en la región y que fue inaugurado el 8 de junio pasado.