Hugo Fidel de Lira Reyes, nuevo delegado de la PRODECON, llamó ayer a las personas físicas a reunir toda su documentación como facturas y comprobantes fiscales relacionadas con gastos médicos como el COVID-19 para incorporarla a su declaración anual 2021 que habrá de presentarla en abril próximo y de esta manera hacer deducciones personales.
Respecto a todos aquellos contribuyentes fallecidos durante el 2020 a causa de la pandemia u otro padecimiento, dijo que los familiares deben reportar la cancelación del RFC por defunción y también se recomienda acudir a la PRODECON para revisar si existen obligaciones fiscales pendientes que deben concluirse para que no haya molestias posteriores por parte del SAT.
Hasta el momento no se tienen identificados contribuyentes que estén siendo buscados por el Servicio de Administración Tributaria, pero es importante que las personas que tienen facultades de los asuntos de sus familiares difuntos deban proceder a solucionarlos en el próximo mes de abril para el caso de las personas físicas.
Asimismo, señaló que las personas físicas asalariadas tienen el derecho de las deducciones personales y esto impacta de manera directa en el importe de las retenciones aplicadas y se pueda generar un saldo a favor como son los gastos médicos, dentales, lentes graduados, aportaciones a los fondos de retiro. Esto para los contribuyentes no obligados a declarar.
Por esto, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente invita a las personas físicas a acercarse a esta delegación para recibir orientación respecto al manejo de la pandemia sanitaria y a los gastos de salud generados, incluida la compra, renta o recarga de los tanques de oxígeno, los cuales pueden considerarse parte de las deducciones personales.