Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

En este mes de diciembre, la Condusef en Aguascalientes reflexionó ayer sobre la imperante necesidad de identificar fugas de dinero y sobre todo trabajar para acabar con ellas, porque hoy en día existen -gastos hormiga- tradicionales y nuevos, los cuales salen muy caros mes tras mes.
Ignacio Villanueva Chávez, titular de la Unidad de Atención a Usuarios de la Condusef, mencionó que los gastos hormiga tradicionales se nombran a esos pequeños consumos diarios que se realizan sin pensar, pueden tener un efecto muy perjudicial en un presupuesto, ya que destruyen la capacidad de ahorro e incluso pueden llevar al endeudamiento innecesario.
Entre los gastos hormiga tradicionales se hallan: el café de la mañana, un refresco, las galletas para después del desayuno, cigarros, frituras, chicles. Otros desembolsos pueden ser el boleado de zapatos, el pago de estacionamiento en la calle y las propinas.
Respecto a los nuevos gastos hormiga digitales se identifican en el uso de aplicaciones de entretenimiento como las suscripciones a plataformas digitales, incluidas aquellas que tienen su versión gratuita (Netflix, HBO, Uber, DiDi, Cabify, Spotify, Apple Music, YouTube Premium, etcétera.)
Señaló que la mayoría de estos gastos ya se tienen incorporados en la rutina diaria y se consideran parte de la vida, por ello la Condusef ofrece recomendaciones para aminorar o minimizar esos gastos:
• Hacer un presupuesto tomando en cuenta si esos productos ya son parte del estilo de vida.
• Realizar una prueba, llevar a donde vayas una botella con agua desde la casa o bolear los zapatos antes de salir, para observar cuánto se ahorra.
• Limpiar aplicaciones del teléfono celular que ya no se utilicen o que tengan la misma función. No pagar la suscripción en dos aplicaciones que cumplen el mismo fin, valorar el que sea más útil.
• Las plataformas de streaming musical suelen ofrecer varios descuentos a algunos sectores de la población, investigar la mejor opción.
• En cuanto al uso de las apps de transporte privado, hay que dejarlas como última opción, hacer uso de ellas solamente en caso de emergencia. Si el trayecto lo permite, camina al destino o utiliza el transporte público.

¡Participa con tu opinión!