Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La pandemia de Covid 19 incrementó el gasto de las familias en el cuidado de la salud y disminuyó el dedicado a educación y esparcimiento.
Los recursos que destinaron para el rubro de salud aumentaron 40.5 por ciento entre 2018 y 2020, revela la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) presentada ayer.
El gasto promedio trimestral en el rubro pasó de 901 a mil 266 pesos. Su participación en el gasto corriente monetario se incrementó de 2.6 a 4.2 por ciento.
En el decil I de ingresos -el más pobre- el gasto en salud ascendió a 85 pesos, mientras que en el decil X -el más rico- llegó a 4 mil 775. En los deciles intermedios, V y VI, el gasto se ubicó en mil 340 y mil 496 pesos, respectivamente.
De las erogaciones del total de los hogares para cuidado de la salud, 25.4 por ciento correspondió a medicamentos recetados; 23.7 a servicios médicos; 19.1 a atención hospitalaria, sin incluir parto, y 12.1 a material de curación.
Al presentar los resultados, el Instituto de Geografía y Estadística (Inegi) indicó que la contingencia sanitaria por Covid-19 modificó los patrones de consumo de los hogares.
En 2018 los tres primeros lugares de gasto corriente monetario promedio trimestral en los hogares correspondieron a educación, con 2 mil 947 pesos; alimentos fuera del hogar, con 2 mil 759 pesos, y combustibles para vehículos, con 2 mil 148.
Para 2020 fueron carne, con 2 mil 243 pesos; cuidados personales, con mil 816 pesos, y educación con mil 789.