Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados gastará cerca de 3 millones de pesos en repartir celulares a los 500 legisladores, con el fin de que puedan votar a distancia durante el periodo ordinario de sesiones que hoy inicia.
En el recinto inició ayer la entrega de los aparatos Samsung, modelo A21s, con capacidad de memoria de 64 GB, cuyo costo en el mercado oscila entre 6 mil y 6 mil 500 pesos.
Los diputados hicieron fila para recibir los aparatos y para que fuera introducida la aplicación que permitirá tomar asistencia y votar a distancia, una vez que hoy mismo se apruebe un reglamento especial para permitir a los legisladores participar en las sesiones desde fuera del pleno.
Debido a que sigue la epidemia de Covid-19, la Cámara acordó realizar sesiones semipresenciales para mantener el trabajo parlamentario, pero con los menores riesgos posibles de contagio para los legisladores y el personal del recinto.
Una parte de los diputados deberá mantener el quórum mínimo en el pleno y otra podrá participar a distancia en las sesiones.
El 2 de septiembre terminará la entrega de los aparatos.
Para entregar los dispositivos se instalaron 10 mesas en la entrada principal del salón de sesiones, con personal de las áreas de Servicios Parlamentarios y Tecnologías, que los ordenaron alfabéticamente y por grupo parlamentario.
Los aparatos de todos los diputados tendrán la llamada Aplicación Portátil de Registro de Asistencia y Votación (Aprav).
Para que puedan pasar lista y asistencia virtual, los legisladores deben introducir su huella digital y otros datos biométricos, con el fin de asegurar que sólo ellos registren su participación a distancia.
Del 3 al 4 de septiembre se capacitará a los diputados mediante videos sobre el uso de la Aprav y del Zoom para conectarse a las sesiones.