Natalia Vitela Paredes 
Agencia Reforma

CDMX.- El gasto per cápita del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) aprobado para 2020-2021, cayó alrededor de 20 por ciento respecto de lo que el Seguro Popular ejercía en 2019, advierte un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“Pasa de alrededor de 3 mil 400 pesos a 2 mil 900 pesos por persona”, indicó Judith Senyacen Méndez Méndez, consultora del centro especializado en el análisis del presupuesto.

“Es preocupante que el gasto por persona disminuye y ya lo estamos viendo en menor atención de casos”, lamentó.

La analista explicó que el presupuesto del Insabi no corresponde con el aumento de la población que se propone cubrir.

“Lo que incrementan de presupuesto para 2020-2021 es de alrededor de 8 mil millones de pesos, pero el aumento en población es de 14.4 millones de personas más”, señaló.

Uno de los temas más preocupantes, alertó, es la caída en atención de enfermedades de alta especialidad, es decir, de toda esta atención que se concentraba en el Fondo de Gastos Catastróficos, hoy Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi).

“Con Insabi hay una caída de 27 por ciento. Lo que encontramos es que bajó el ejercicio de este fondo. En 2018 se ejercieron, por ejemplo, 7 mil 715 millones de pesos; y en 2020 se ejercieron 5 mil 642 millones de pesos.

“Estimamos que esto podría haber tenido una repercusión en alrededor de 3 mil casos de cáncer de mama o 15 mil casos de VIH menos que se atendieron”.

Además los fondos del Fonsabi cayeron alrededor del 40 por ciento.

“Al 2020 todavía traía poco más de 100 mil millones de pesos, para 2020-2021 tiene 64 mil millones de pesos. Si es una caída importante y sin embargo la atención de enfermedades catastróficas, que es uno de los objetivos de este fondo en el presupuesto destinado a ello, bajó”.

La experta dijo que es muy probable que lo que le transfirieron a este fondo fue destinado a la compra de vacunas antiCovid o a la atención de la emergencia sanitaria.