Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante el 2021, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) gastó 72 mil 762 millones de pesos más de lo que tenía previsto, derivado de un incremento del costo del combustible para la generación de electricidad, lo que evidencia que la empresa eléctrica no estaba preparada para hacer frente a esto, señalaron especialistas.
El gasto programable de la paraestatal cerró en 489 mil 907 millones de pesos, 17.4 por ciento mayor a los 417 mil 145 millones aprobados, de acuerdo con cifras de la Cuenta Pública 2021.
«Este comportamiento se explica principalmente por el gasto en el rubro de combustibles para la generación de electricidad, que fue mayor en 35 por ciento, como resultado del incremento en el precio del gas respecto a la estimación original, a causa de la escasez de gas importado por contingencia climatológica», señala la Secretaría de Energía en el documento.
Óscar Ocampo, coordinador de Energía del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco), recordó que la tormenta invernal de febrero del año pasado en Texas provocó la suspensión temporal de gas a la CFE y un incremento en el precio de este combustible.
«Todo parece indicar que CFE no tenía las coberturas financieras suficientes para poder paliar esto», sostuvo Ocampo.
«Esto no se puede prever, pero sí puedes prever casos así, fortuitos y en donde puedes recurrir a tus coberturas».
En contexto con los números de la empresa eléctrica, ese incremento en su gasto es semejante a los subsidios y las transferencias que recibe cada año del Gobierno federal para cubrir las diferencias tarifarias entre lo que vende de energía a los usuarios domésticos y los ingresos que recibe, enfatizó el coordinador del Imco.
El año pasado, los subsidios y las transferencias ascendieron a 70 mil 279 millones de pesos, según la Cuenta Pública 2021.
Ocampo indicó que no es transparente la proporción de las coberturas financieras de la CFE en la compra de gas, pero todo apunta a que no estaban suficientemente cubiertas para un caso como el del año pasado.
Víctor Ramírez, especialista del sector eléctrico, señaló que este incremento en el gasto también pudo obedecer a que la empresa del Estado realizó operaciones riesgosas de permutas financieras, conocidas como «swaps».
«Parece ser que CFE Internacional estuvo especulando con derivados financieros del gas natural y puede que sea también lo que estemos pagando», dijo.
En estas operaciones de permutas se pacta el intercambio del precio del gas natural con base en un índice mensual por un índice diario que representaría ganancias para la CFE cuando el precio diario fuera inferior al mensual y pérdidas cuando el precio diario fuera superior, como habría sucedido, agregó Ramírez.

¡Participa con tu opinión!