Jorge Cano
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-De enero a mayo, el gasto total del sector público en salud avanzó uno por ciento respecto al mismo periodo de 2019, al sumar 210 mil 630 millones de pesos, según la Secretaría de Hacienda.

Sólo en mayo, mes en el que se aceleró el número de contagios y defunciones por Covid-19, se gastaron 44 mil 327 millones de pesos, 1.3 por ciento más que en mayo del 2019.

Esto abarca todo lo destinado a salud, es decir, visto a través de su clasificación funcional, según la información la dependencia.

En tanto, el gasto de la Secretaría de Salud (Ssa) cayó en 32.3 por ciento en mayo frente al mismo mes de 2019, al bajar de 7 mil 675 millones de pesos a 5 mil 187 millones, en términos reales.

No obstante, de enero a mayo de 2020, el gasto de la Ssa presentó un incrementó de 4.7 por ciento frente al mismo periodo de 2019, al acumular 49 mil 843 millones de pesos gastados.

Esto implica que hubo un ligero subejercicio, puesto que se tenía programado gastar 50 mil 71 millones de pesos.

En el caso del IMSS e ISSSTE, su gasto total aumentó en 6.5 por ciento en mayo, al acumular 88 mil 172 millones de pesos.

Dicho crecimiento se debió no sólo al mayor gasto en operación sino también a más gasto en pensiones y jubilaciones.

El gasto de operación de IMSS e ISSSTE aumentó en 7.3 por ciento, al llegar a 31 mil 590 millones de pesos en mayo, mientras que el gasto en servicios personales aumentó en 3.9 por ciento, al acumular 20 mil 73 millones.

Finalmente, el gasto de pensiones creció en 4.9 por ciento, hasta un monto de 55 mil 56 millones de pesos.