Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para trabajar a distancia y en el pleno, la Cámara baja gastará cerca de 10 millones de pesos en teléfonos celulares y tabletas que entrega a los diputados de la 65 Legislatura.
Ayer inició la acreditación de los diputados electos, quienes reciben su credencial, tarjetones de estacionamiento y accesos vehiculares, y los pines de la 65 Legislatura.
Los legisladores electos reciben un teléfono Motorola modelo G-20, que en el mercado tiene un costo que va de los 3 mil 989 pesos a los 4 mil 698 pesos.
Con esos móviles que podrán votar a distancia, pues la Cámara prevé mantener las sesiones semipresenciales debido a la pandemia de Covid.
A los diputados se les toma una foto, porque la asistencia y el voto a distancia se realizará por medio de la identificación facial.
Además, se les muestra el equipo de una tableta Samsung modelo Galaxy S7, con un costo en el mercado de 15 mil 979 pesos.
“La nueva Galaxy Tab S7 es una tableta única con un display con protector de ojos. Cuenta con tecnología TFT y con 4 bocinas incluidas Dolby Atmos AKG. Su pantalla de cristal de 11′”, indica la descripción del equipo por parte de una tienda departamental.
La Cámara de Diputados renovó el equipo de asistencia y votación, y en cada una de las 500 curules se pondrán las tabletas, con la información personalizada por diputado o diputada.
A través de las tabletas se podrá votar y ver todos los documentos que emita la Cámara, para que puedan ser consultados por los legisladores en el pleno.
De esa forma, se evita la impresión de la Gaeta Parlamentaria.
Fuentes de la Cámara informaron que el teléfono lo pagarán los diputados, mientras que las tabletas se quedarán en la Cámara.