Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Elena García es mamá de Alex, quien padece leucemia. Ella viajó desde Oaxaca a la Ciudad de México para sostener 10 de las 21 reuniones con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Cada viaje le costó alrededor de mil pesos, pero los medicamentos nunca llegaron.

Bajo esa situación hoy protestó a las afueras del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. García es fundadora de la asociación Con Causa y decidió no continuar acudiendo a las reuniones del Insabi por falta de recursos, según contó.

«No nos estaban dando respuesta. Ni siquiera un frasco llegó. Me conviene más estar buscando fondos», explicó.

La madre de Alex indicó que el desabasto les afecta desde 2018. Fue entonces cuando empezó a vender sus bienes.

Más tarde fundó la asociación Con Causa y solo por medio de donaciones ha logrado obtener medicinas para su hijo y otros niños con cáncer.

«La mayoría lo hemos obtenido por donaciones. Hubo un momento en que el Gobernador del Estado (Alejandro Murat) se comprometió. Estuvo dándolos solo por algunos meses. Son 150 niños en tratamiento activo en el hospital».

Aseguró que el presupuesto que dan en la institución no alcanza para cubrir la demanda de fármacos

«Hay un 35 por ciento de abasto real para el tratamiento de leucemia; ha sido cubierto un poco más gracias a las asociaciones».

Contó que para cubrir el tratamiento de Alex vendió el automóvil familiar, traspasó bienes y continuamente realiza rifas.

«En promedio llegamos a pagar en un mes hasta 38 mil pesos».

Elena García espera que la movilización en el AICM sensibilice a las autoridades y se atiendan las demandas ante el desabasto de medicinas.

¡Participa con tu opinión!