En el limbo se encuentran algunos empresarios gasolineros de Aguascalientes al no contar aún con los nuevos dispensarios ni con las tarjetas necesarias para cumplir con la entrada en vigor de la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-005-SCFI-2017, cuyo principal objetivo es que todas las gasolineras den certidumbre a los consumidores en sus compras de combustible, luego de que la empresa encargada de surtir a nivel nacional no cuenta con inventarios.

Al respecto, Clemente Villalobos, presidente de la Red de Estaciones de Servicio Total comentó que en el caso del grupo que ellos representan, el 100% ya cuenta con los nuevos equipos debidamente instalados, sin embargo hay otros empresarios gasolineros en la entidad que no, aunque ya los tienen solicitados, pero en la actualidad hay un faltante de tarjetas a nivel nacional. “Acabo de hablar con el proveedor que hace esos trabajos y dijo que ahorita no tiene tarjetas, las están esperando y no hay. Dijo que le han hablando para que les instale hoy pero no tienen. Eso sí puede ser que haya algunas estaciones de servicio que hayan hecho el pedido de las tarjetas y que no estén listas”.

Afirmó que como gasolineros ven muy bien la aplicación de esta nueva norma, la cual tiene como objetivo proteger al consumidor, sin embargo, dijo que la autoridad federal tendrá que tomar en cuenta los documentos del pedido de las tarjetas y equipos, toda vez que ahorita es virtualmente imposible tenerlas, “porque no las hay, pero las va a haber en los próximos días o meses”.

Por su parte, Omar Abarca Torres, presidente de Hidroamegas, estimó que en el caso de las estaciones que ellos representan, solamente un 30% cuenta con sus tarjetas y equipos actualizados, por lo que no descartan que pueda haber una escalada de amparos a la hora que la autoridad federal intente sellar las gasolineras.

Por lo pronto, dijo que han recomendado a sus agremiados tener a la mano la factura, la transferencia o la copia del cheque donde se hizo el pago al proveedor para mostrarlo a la autoridad. “Es lo único que tenemos para argumentar a favor, pero la autoridad federal viene con demasiada arrogancia y no lo quiso hacer válido. Estamos intentando invitar a un notario a que dé fe de los hechos donde nosotros exhibimos el cumplimiento mínimo de papel, porque hay que esperar a los proveedores americanos a que tengan el stock necesario para que el compañero gasolinero cumpla”.