Un total de 197 quejas ha atendido la Profeco a nivel nacional en contra de gasolineras, de las cuales 2 corresponden a Aguascalientes por condicionar la venta del combustible o por sólo aceptar pago en efectivo, reconoció el Procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, quien reiteró que dicha instancia mantendrá su operativo de vigilancia en las estaciones de servicio para evitar abusos a los consumidores.

En entrevista colectiva, previo a su reunión para presidir la instalación del Consejo Consultivo del Consumo del Estado de Aguascalientes, el funcionario federal resaltó que estas quejas fueron recibidas a través del teléfono del consumidor y mediante Internet, por lo cual la instrucción es ser conciliadores en las mismas gasolineras, a fin de no ser un obstáculo sino hacer que fluya el servicio.

Detalló que las quejas son principalmente porque hay gasolineros que están condicionando la venta del combustible o sólo aceptan pago en efectivo, situación que se habló con los encargados de las estaciones de servicio y ya se corrigió. “Hay casos donde dicen, no te vendo gasolina si no me compras un aditivo o sólo te vendo gasolina si me pagas en efectivo. No se puede condicionar la venta, los gasolineros tienen que recibir efectivo, tarjetas de crédito y vales, igual, como siempre, y si la persona sólo quiere comprar gasolina, sólo le venden gasolina. Ese problema se presentó al inicio del desabasto aquí en Aguascalientes, como en otras ciudades”.

Recalcó que este problema de desabasto que padecen varias entidades del país está vinculado al robo de combustible en los gasoductos, por lo que en la medida en que estos delincuentes dejen de dañar a la propiedad federal, es como irá mejorando. “Hay estados que no han tenido problema, porque están sentados junto a los tanques, tal es el caso de Veracruz y Sinaloa, por mencionar a algunos, porque son zonas donde está el abastecimiento del combustible. Igual en los estados fronterizos, a excepción de Coahuila que por su distribución es diferente. Entonces se irá mejorando, pero los estados más vinculados a la zona central de los gasoductos serán los que tengan problema cada que a estos delincuentes se les ocurra volver a dañar los ductos”, finalizó.