Cae hasta en un 70% el consumo de gasolina en el estado en las diferentes estaciones de servicio, tras el anuncio del inicio de la Fase 3 de la contingencia por el COVID-19 y que, de continuar esta tendencia, existe el riesgo del cierre de varias gasolineras, reconoció Omar Abarca Torres, presidente de Hidroamegas.
En ese sentido, comentó que en los últimos días se ha agravado más la situación en cuanto a la venta de los combustibles para las distintas estaciones de servicio en la entidad, lo cual se complica conforme van declarando las nuevas fases de la emergencia sanitaria. En tal sentido, Abarca Torres hizo votos por que la mayoría de las gasolineras puedan salir bien libradas de esta situación, aunque sin apoyos o estímulos por parte de las autoridades, desafortunadamente muchos se van a quedar en el camino.
Ante este panorama dijo que muchos empresarios gasolineros ya están visualizando hacer recortes de personal, bajar los gastos y parar las inversiones proyectadas para este año, las cuales venían muy fuertes en cuanto al cambio de imagen y a ofrecer servicios al interior de las gasolineras, lo cual se verá frenado.
Enfatizó que para el sector gasolinero no hay apoyos de parte de los gobiernos Estatal y Federal, lamentando que este último no entiende que las gasolineras son la caja recaudadora más grande del país del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios ya que mientras menos vendan combustible, le va a llegar menos IEPS a la autoridad.