Con apoyo de elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, el personal de la Coordinación de Protección Civil del municipio de Asientos, realizó la clausura de un domicilio donde se llevaba a cabo la venta de combustible de manera ilegal y sin las medidas de seguridad necesarias, poniendo en riesgo la vida de los vecinos.
Tras un reporte ciudadano, donde se informaba que en un domicilio ubicado en la privada Sotelo, en la cabecera municipal de Asientos, se estaba vendiendo combustible de manera ilegal, personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil se trasladó al punto señalado, donde se confirmó la información.
Debido a ello, se solicitó el apoyo de los uniformados del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, para proceder con el aseguramiento de cinco bidones que contenían combustible y que dieron un total de 100 litros.
Quien quiso poner su propia gasolinera en su domicilio, fue el señor Eliseo, de 34 años de edad, el cual mostró la documentación que acreditaba la compra legal del combustible para posteriormente venderlo. Sin embargo, no contaba con el permiso para realizar dicha actividad, además de que tampoco había ningún tipo de medidas de seguridad, poniendo en peligro la integridad física de los vecinos.