Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer una reforma para garantizar la protección de niños huérfanos, pero al mismo tiempo determinó que no deberá haber un gasto adicional en la Federación ni en las entidades para cumplir con ese objetivo.
Con 482 votos, que significó la unanimidad, se avalaron reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para señalar que los tres niveles de Gobierno deben atender de inmediato a menores que estén en condiciones de orfandad.
Ello ante el aumento de niños que han pedido a sus padres por situaciones de violencia y a causa de la pandemia de Covid-19.
«Las autoridades (…) adoptarán de manera inmediata las garantías y medidas de protección especial de derechos de niñas, niños y adolescentes que se encuentren en situación de vulnerabilidad por circunstancias específicas de orfandad», cita la reforma al artículo 10 sobre las causas en que deben intervenir las autoridades.
«Las autoridades competentes garantizarán que reciban de manera inmediata todos los cuidados que se requieran por su situación de orfandad o desamparo familiar», agrega la modificación en el artículo 26 de la misma ley, el cual señala la intervención del Sistema Nacional DIF o los Sistemas de las entidades.
Sin embargo, en el régimen transitorio, el dictamen aprobado precisa que las obligaciones que en su caso se generen como motivo de la entrada en vigor del decreto «se sujetarán al marco normativo aplicable a las dependencias y entidades competentes, así como a la disponibilidad presupuestaria de cada una de ellas para el presente ejercicio fiscal y los subsecuentes.
«Bajo ningún supuesto se autorizarán recursos adicionales para tales efectos», indica la redacción aprobada.
El dictamen fue turnado al Senado para su revisión.

¡Participa con tu opinión!