El Fondo de Pensiones de los docentes universitarios garantiza viabilidad financiera hasta el año 2105, afirmó el presidente de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Jorge Antonio Rangel Magdaleno.

Manifestó que aún cuando el fondo de pensiones de los docentes tiene buena esperanza de vida de más de 80 años, debe promoverse que sea perenne, ya que la federación no ha dado indicios de que se vayan a destinar recursos para su fortalecimiento.

En las pasadas elecciones hubo acercamientos con todos los candidatos presidenciales, sobre lo cual se tomó nota, pero no se definió si habría una respuesta positiva en el caso de la presidenta electa Claudia Sheinbaum.

“Tenemos que entrarle a la revisión de la esperanza de vida y que el fondo no tenga riesgos con el paso de los años, y no hay indicios que le vayan a entrar al tema, que se retomarán estos apoyos de problemas estructurales de las universidades”, agregó.

El representante de los catedráticos puntualizó que el recurso de fondo de pensiones de docentes está garantizado y se mantiene integro, de acuerdo a los análisis del actuario encargado de su revisión.

Descartó que haya alguna afectación o pérdida económica al fondo de los maestros de la institución, al contarse con la operación de un Comité Técnico del Fideicomiso del Fondo de Pensiones de la Universidad.

Detalló que este comité cuenta con la representación de un integrante de la ACIUAA, del Sindicato de Trabajadores de la UAA, que representa al personal administrativo de base, e incluso se tiene un representante del personal administrativo de confianza.

Bajo el actual esquema, cada docente aporta un monto solidario que se descuenta vía nómina, correspondiente al 10% del salario tabular,  que se complementa por la UAA en una proporción de $1.50 por cada peso que aporta el trabajador.