El presidente de la Unión Ganadera Regional Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz, informó que este año 2020 se han incrementado en un 30% sus costos de producción de leche, a causa del encarecimiento de las pasturas, granos y forrajes para la alimentación del ganado, así como por la caída del precio por litro al productor por parte de la industria lechera.
Al mismo tiempo, a causa del Quédate en Casa, el consumo de leche, de quesos y mantequillas han crecido significativamente e incluso hace falta más lácteo para producir todo lo que demanda el mercado. Por fortuna se esfumó el riesgo de tirar este insumo o dárselo a los propios animales porque no se podía producir. En contraste, la demanda del sector restaurantero se ha reducido de manera radical.
Sin embargo, el aspecto preocupante se centra en que la industria lechera ha bajado el precio del litro hacia el productor ganadero de 6.50 a 6 pesos, mientras que el precio de los granos y diversos costos de producción subieron un 30% a causa de la paridad cambiaria peso-dólar.

“Los industriales son excelentes negociadores entre ellos cuando se trata de bajar el precio de modo generalizado, pero pésimos para subir el precio de acuerdo a las condiciones reales y necesidades de los productores. Ellos siempre suelen esconderse en que se mueven con base en el precio internacional de la leche, el cual se cotiza en dólares y por galón” Juan Pablo Franco, UGRA